15 de febrero de 2020
15.02.2020
Balonmano | División de Plata

Abultada derrota del Balonmano Zamora en Alcobendas

El Rutas del Vino cae tras un mal inicio (37-27)

15.02.2020 | 19:44
Abultada derrota.

Abultada derrota la recibida por el BM Zamora Rutas del Vino en casa del BM Alcobendas tras el 37-27 final. Los zamoranos sólo lograron aguantar el primer cuarto de hora de encuentro pero pronto se pusieron muy por detrás y se fueron al descanso con un mal marcador de 19-13. La reacción llegó y lograron recortar hasta el esperanzador 28-24 en el 49 pero la desconexión fue demasiado dura y acabaron perdiendo sin objeción. Toca volver a reencontrarse con la senda de la victoria y será en el Ángel Nieto contra el Teucro.

Con la única victoria en casa del colista descolgado ARS Palma del Río a las espaldas, el Zamora Rutas el Vino se desplazaba a Alcobendas en busca de la segunda fuera de tierras zamoranas. Para el encuentro, el técnico Leo Álvarez no pudo contar con las bajas ya sabidas de Octavio y Raúl Maide a las que se une la de Dalmau. Enfrente, un Alcobendas que encadena seis jornadas sin perder y que sigue luchando por la fase de ascenso.

No tardaría el Zamora en ponerse por delante en el marcador. Guille inauguraba el marcador con un preciso lanzamiento a la escuadra derecha del meta local Eceloaza y ponía por delante a los pistacho (0-1, min. 1). La buena defensa zamorana junto con las intervenciones de Barrientos permitían a los visitantes dominar en el marcador ya que Guille seguía inmaculado en sus lanzamientos (1-2, min. 4). Pero la reacción local no tardó en llegar y con los goles de Catalina lograron dar la vuelta al marcador con el 4-3 en el minuto 8.

Con Barrientos bajo palos y Cubillas marcando, el Zamora se mantenía parejo en el marcador dejando a las claras que la igualdad era la tónica entre los dos ex-Asobal. La tensión era palpable en el rostro de Leo Álvarez ya que los números como visitante no son buenos y en Alcobendas estaba pasando problemas para frenar el ímpetu local. Sin embargo el coraje zamorano propició que con el 7 metros anotado por Mouriño y el 7-8 en el marcador, el técnico local pidiese tiempo muerto.

Sin embargo, un parcial demoledor de 4-0 a favor de los locales en apenas un par de minutos puso el 11-8 en el 19 y obligó a Leo Álvarez al minuto de reflexión. No surtió el efecto deseado y con el gol de Santi López el técnico del conjunto zamorano rotó en la portería sentando a Barrientos y poniendo en su lugar a a Ignasi. El preocupante 14-8 en el electrónico en el 22 fue roto por fin por el gol en disputa de Mouriño, muy celebrado por el medio centenar de aficionados zamoranos presentes en el pabellón.

Remando contracorriente el Rutas del Vino consiguió el mal menor de evitar la brecha de goles y se estancó en los 5-6 goles por debajo en el marcador (16-11, min. 26). Ramiro desde el extremo hacía daño al Alcobendas y sus dos goles consecutivos por su parte situaron el 17-12 a 3 del descanso. Volvió a apretar en defensa el conjunto local y con el 19-13 se marcharon a vestuarios.

Velasco arrancó con gol para el Alcobendas la segunda parte situando el peligroso 20-13 en el marcador. El trabajo en el pivote de López-Boyarizo en los locales era para enmarcar. Los goles de Cubillas y Sarasola permitían soñar al Zamora con la remontada ya que el 20-15 brillaba esperanzador en el electrónico. Paso a paso, minuto a minuto, los guerreros de Viriato se cerraban para impedir que los rojos siguiesen anotando pero el 23-17 en el minuto 40 hacía dudar en ello. Zamora estaba otra vez desconectada del encuentro, el Alcobendas se ponía 25-17 en el 42 y para males, Jaime González era retirado con ayuda tras un golpe ya que se dañó su rodilla derecha.

Intercambio de goles y minutos que se quemaban a ritmo infernal. El marcador seguía distante pero ya no tanto porque Mouriño marcaba el 28-23 en el 48 dando esperanzas a los pistacho mientras que el tanto de Sarasola forzó el tiempo muerto local instantes después.

Los últimos diez minutos fueron de infarto ya que el Zamora venía apretando y recortando desde atrás (28-25, min. 52) mientras que los alcobendenses se les estaba haciendo largo el encuentro. El balonmano es un deporte vibrante y eléctrico y un par de jugadas desfavorables pueden lastrar toda una remontada. Pérdida de Mouriño y gol local a puerta vacía junto con un lanzamiento pésimo de García Carballo y el 31-25 en el 56 parecía definitivo.

Manu Catalina daba la puntilla al Rutas del Vino y Crespo anotaba el 33-25 a tres del final, momento que aprovechó el técnico local para rotar la portería y dar minutos a la joven promesa rumana Dalci. Se les notó con la cabeza baja a los jugadores zamoranos la recta final del encuentro porque a pesar del trabajo en pista, otra vez la victoria les había esquivado fuera de casa y encima con un marcador abultado de 37-27.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.