Podía ocurrir y ocurrió, por desgracia. Las dos perras zamoranas clasificadas para semifinales del Campeonato de España cayeron ayer eliminadas en Madrigal de las Altas Torres. Dulce de El Rocío fue eliminada por la vallisoletana Liosa de Clemente, que mantendrá el estandarte de Castilla y León en la final del sábado; y Kika de Espabilada (Club Duero) acusó el enorme esfuerzo que ha realizado durante toda la temporada y se vio obligada a abandonar por lesión ante el andaluz Escorpión, del club La Orden.

Tras una primera carrera en la que Dulce y Liosa perdieron un par de veces de vista a la liebre, salió otra rabona a la que saltó en primer lugar por delante Liosa, aunque Dulce remontó con autoriad pero no llegó a pasar, y sí lo consiguió la perra de Matapozuelos poco antes de capturar.

Liosa volvió a realizar una mejor salida en la carrera nula (43 segundos) que disputaron a continuación, y en el punto definitivo, no hubo dudas sobre la superioridad de Liosa que llegó a pasarle claramente en un par de ocasiones en el 1.45 que duró la carrera.

Kika volvió a competir ayer con una mano vendada y en la primera liebre fue Escorpión el que comenzó por delante. Sin embargo, la perra de Moraleja del Vino realizó una gran recta mandando con autoridad pero la rabona se refugió en unos tubos de riego. Kika mantuvo su acoso y consiguió que la liebre iniciase de nuevo la carrera y volvió a mandar e incluso fue ella la que capturó pero los jueces no dudaron en mostrar su unanimidad con el pañuelo blanco que daba el punto al macho andaluz. La competición se reanudó y tras una larga caminata sin liebres, los propietarios de Kika, asesorados por el veterinario oficial, tomaron la decisión de retirar a la galga zamorana que quedaba de esta forma eliminada en su carrera hacia la final.

Escorpión tuvo que disputar un segundo punto con un exento protagonizando ambos una carrera espectacular gracias a la magnífica liebre que les tuvo en competición durante 4.19. De existir un premio a la mejor rabona del Campeonato, ésta se llevaría el premio por el momento.

Hasta semifinales, se han corrido 39 liebres en lo que va de Campeonato de España, siete de ellas nulas y con un tiempo en carrera de 1h16´35, lo que supone una media por liebre de 1´42.

La andadura de Dulce de El Rocío por el Campeonato de España ha sido sorprendente por la forma en que ha ido pasando eliminatorias. La perra de Mario Geras -el galguero zamorano más laureado- inició la fase previa del Nacional disputando una verdadera final contra el otro club puntero de nuestra provincia como es Galgo Salada que resultó amonestada; a continuación remontó para imponerse por 2-1 al Paradilla y consiguió el primer puesto en el subgrupo mixto porque fueron descalificados Aracenillas y Foncastín, con los que competía.

En la eliminatoria con Castilla La Mancha, Dulce alcanzó la final tras la retirada por lesión del club Sagreño, y en la final contra El Ribuelo, fue amonestado por los tres jueces el rival de la perra zamorana.

Ya en la gran final de Madrigal de las Altas Torres, Dulce pasó la primera ronda frente a una rival que no estuvo a tope físicamente, y en cuartos de final se impuso también por descalificación de su rival.

Por su parte, Kika protagonizó una impecable fase previa, pero sufrió tanto en octavos de final (2-1) como en cuartos donde también tuvo que remontar aunque ya estaba mermada físicamente en un dedo. La perra negra que compitió por el club Duero de Zamora aunque sus propietarios pertenecen a La Magdalena y al Lerma Mulas, puso el broche de oro a la magnífica actuación del club de Moraleja del Vino que, tras alcanzar dos finales de la Copa Zamora, consiguió esta campaña una nueva final en la competición nacional y esta semifinal en el Nacional.

La presencia de dos clubes zamoranos en semifinales del Nacional, y la permanente participación en la fase final en todos los últimos Nacionales, supone la confirmación de que la provincia de Zamora es, hoy por hoy, puntera en el ámbito español, no sólo por sus resultados en las citas nacionales sino también por la pujanza de la Copa Provincial que se ha convertido en la primera competición de Castilla y León tras la previa del Campeonato de España.

Dulce viene a demostrar el gran trabajo que realiza Mario Geras, un galguero más que contrastado tras la final alcanzada con Señorita y la semifinal de Princesa, entre otros grandes resultados a los que hay que sumar también la semifinal alcanzada este año por el club El Rocío en la Copa Zamora. Por su parte, el club Magdalena viene a reconocer el buen hacer de una nueva generación de jóvenes galgueros que toman el relevo y aseguran la pujanza de este deporte en nuestra provincia.

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

32

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

52

53

54

55

56

57

58

59

60

61

62

63

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

74

75

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

91

92

93

94

95

96

97

98

99

100

101

102

103

104

105

106

107

108

109

110

111

112

113

114

115

116

117

118

119

120

121