26 de enero de 2020
26.01.2020
Baloncesto | Liga Femenina Endesa

Un paso más cerca

Quesos El Pastor se sitúa a dos partidos de la permanencia tras superar a Campus Promete en un envite marcado por el brillante papel de Okonkwo

26.01.2020 | 04:21

Quesos El Pastor consiguió una importante victoria ante Campus Promete en un choque igualado en el que la gran primera parte de McPhee y la segunda firmada por Okonkwo resultaron determinantes en el 67-64 final. Un marcador que permite a las naranjas dar un paso adelante en su intención por alcanzar la permanencia en la Liga Femenina Endesa.

McPhee abrió el marcador tras el primer minuto de juego, poniendo por delante a Quesos El Pastor en un duelo que arrancó con posesiones largas por parte de ambos equipos. La americana, que visitó acciones después la línea de tiros libres, estiró la renta naranja hasta los tres puntos justo antes de la primera canasta riojana que igualaba el duelo. Una acción que no frenó a la estrella local, única anotadora de las de Ángel Fernández en los primeros compases.

El monopolio anotador en el Quesos El Pastor lo rompió Amy Okonkwo, muy intensa en defensa, para alargar el parcial a un 6-0. Un golpe duro para un Campus Promete que, pese a intentar filtrar balones al poste bajo para meterse en partido, pronto se vio forzado a pedir un tiempo muerto dado el acierto del contragolpe local (13-5, m. 6).

Regresó el conjunto riojano con algo más de intensidad tras el asueto, firmando un parcial de 4-0 con las anotaciones de Silva como arma para enjugar diferencias. Un aviso para Quesos El Pastor, que empezó a rotar su banquillo y solicitó tiempo muerto a falta de algo más de minuto y medio para el final del primer cuarto con 15-12 en el marcador. Un receso que no evitó el empate de Campus Promete con un triple de Silva o la primera ventaja visitante con los tiros libres de Dongue, alcanzando Quesos El Pastor el segundo cuarto con 18-18 en el luminoso gracias a un triple de Cornelius.

Con un ritmo más alto pero sin canastas arrancó el segundo periodo, en el que Silva tomó las riendas de Campus Promete y Cornelius, con un nuevo triple, hizo retomar la delantera a Quesos El Pastor. Una posición que afianzaron las naranjas con otros cinco puntos más a continuación (26-18, m. 12).

Campus Promete no tiró la toalla. Las riojanas fueron más eficaces que el conjunto naranja en los siguientes minutos y firmaron un 0-5 que volvía a ajustar las cosas, lo que hizo volver a mover el banquillo a Ángel Fernández. Rotaciones acertadas pues las locales igualaron el envite de su oponente con una gran Jespersen y los primeros puntos de Montoliu. Incluso elevaron su ventaja, logrando por primera vez en partido una diferencia de dos dígitos (33-23, m. 15).

Parecía esta una ocasión idónea para Quesos El Pastor de romper el choque pero, como ocurriera en el periodo anterior, las naranjas bajaron prestaciones en los minutos finales del primer tiempo y la contienda llegó a su intermedio mucho más ajustada. La falta de acierto de cara al aro rival y alguna que otra pérdida de balón injustificada permitieron a Campus Promete volver a meterse en partido y alcanzar el descanso con opciones de evitar el ansiado triunfo local (37-31).

Aún se ajustó más la contienda en la reanudación, con un parcial de arranque de 0-5 por parte de un Campus Promete mucho más dinámico y certero en labores ofensivas.

El bloque visitante, además, se veía beneficiado por el poco acierto de Quesos El Pastor. Una situación que forzó el tiempo muerto de Ángel Fernández tras apenas un minuto y medio de juego. Parón que no evitó que las riojanas dieran la vuelta al choque (37-38). Un triple de Amy Okonkwo acabó con el parcial negativo y dio lugar a un intercambio de canastas en el que Montoliu puso por delante a las suyas para que Ivanovic otorgara el mando posteriormente a Campus Promete (42-44, m. 27).

El toma y dacá lo prolongaron Aisha y Estebas, esta última con un triple al que respondió Cornelius. El encuentro se volvía más rápido, tenso e igualado que nunca con más aciertos que fallos en ambos bandos. Una lucha sin cuartel en la que un nuevo acierto desde el perímetro de Jespersen y dos tiros libres de Cornelius situaron por delante a Quesos El Pastor antes del cuarto decisivo (54-53). Un parcial determinante en el pulso sobre la pista del Ángel Nieto.

La importancia del desenlace y el cansancio pesó en las jugadoras. Los nervios se apoderaron de ambos conjuntos y los fallos eran constantes. Al menos hasta que Gidden encontró el aro de un Quesos El Pastor que iba a sufrir hasta el final y cuya sequía finalizó Okonkwo mediado el cuarto con una bandeja y un triple. Dos acciones que pusieron en pie a la grada y acabaron siendo fundamentales (59-55).

La pívot insufló confianza a sus compañeras en la recta final de un choque en la que Campus Promete buscó resistir a través de una defensa dura y pegajosa. Pero era el día de Okonkwo que, con un nuevo triple, castigaba la poca fiabilidad rival en el tiro y elevaba a siete la renta zamorana.

La ventaja, sin embargo, no parecía suficiente a falta de dos minutos y medio para la conclusión. Especialmente tras una nueva canasta visitante. Por ello, la siguiente canasta de Okonkwo, esta vez en la pintura y a pase de Dornstauder, resultó decisiva (64-57, m. 38).

No se dio por vencido Campus Promete que, con dos aciertos más, hizo temblar a más de uno en el Ángel Nieto. Las dudas las disipó Okonkwo con un triple que redondeó su anotación (20 puntos) y selló un triunfo al que le faltó la guinda del basketaverage por el 67-64 firmado sobre la bocina por Silva. El único aspecto negativo de la gran victoria de las naranjas que, ahora, están un paso más cerca del objetivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.




Lo último Lo más leído