26 de enero de 2020
26.01.2020
Baloncesto | Liga EBA

El Caja Rural pierde su partido tras el descanso

Un demoledor parcial de 16-0 en la reanudación impidió a los amarillos luchar por la victoria

26.01.2020 | 04:21
Jugada del encuentro de ayer en Gijón.

En un partido muy apretado hasta el paso por los vestuarios, unos minutos aciagos en el tercer cuarto tras el reinicio en el que recibió un parcial de 16-0, condenaron al Caja Rural de Zamora a la derrota en feudo del Gijón Basket 2015. Hasta entonces y también después, los de Nacho Domínguez habían hecho un gran partido en el que incluso dominaron más, pero pagaron caro su irregularidad.

En los primeros compases se vio a un Mbowe poderoso en las dos pinturas con dos rebotes, un palmeo para inaugurar el luminoso, un mate fallido y una vistosa txapa en defensa. Un pírrico 0-2 para unos minutos iniciales de un choque en el que los asturianos lo fallaron todo, primero desde el triple, después de media distancia y finalmente desde cualquier posición e incluso desde el tiro libre. Un triple del gigante visitante Cubero amplió la renta, 0-5, hasta que pasados más de tres minutos y medio el Gijón Basket 2015 por fin anotó, pero el juego prosiguió con el gambiano zamorano mandando. Así y todo la distancia era corta y cuando los locales Rubiera e Iago Fernández acertaron de tres de manera consecutiva el marcador se igualo, pero en segundos Riverol contestó la afrenta con dos triples seguidos y el míster local tuvo que parar el juego, 8-16 a falta de tres. De vuelta a la pista el duelo se aceleró más y mandaron los de Gijón, ahora letales desde el triple con otros dos de Rubiera y Fernando Fernández, pero Mbowe se mantuvo protagonista y un triple suyo dejó al CB Zamora arriba, 18-19.

Con Deogratias y el debutante croata Juran en el quinteto, el segundo siguió a todo trapo en fase de muchos puntos para un marcador que bailó sin descanso y con ambos equipos todavía finos desde el triple, de nuevo Fernández y estreno de Robertson.

Máxima igualdad

Después se verían ataques más largos y elaborados, y menos lanzamiento exterior, pero en todo caso misma igualdad pues hasta superado el ecuador del cuarto las distancias no superaron una canasta, 27-32. Sin embargo la brecha no se abriría y al poco Rubiera empataba desde la línea de tres, 32-32 a falta de tres. De ahí al descanso el partido se endureció en lo físico y con todo tan ajustado quienes más aportaron fueron los tiradores, el local Rubiera desde la media distancia y el zamorano Riverol con otra de tres. Al receso 36-39. En el reinicio un parcial de 9-0, incluido el tercer triple de Fernando Fernández, le daban la vuelta al marcador una vez más y obligaban a Nacho Domínguez a pedir tiempo. Pero al igual que antes el equipo zamorano ya no funcionaba en ataque y sus problemas para lanzar antes de final de posesión resultaban angustiosos.

Por si fuera poco, en defensa siguió encajando hasta recibir un parcial de 16-0 que amenazaba con sacarle del partido, 52-39 en menos de cuatro minutos. Riverol frenó la sangría con un afortunado triple tirado sobre la bocina con dos encima, una canasta que sirvió para despertar a los postes altos zamoranos, 55-46 en el seis. Pero entonces Gijón Basket 2015 se fue al triple y con dos de Alejandro Rodríguez y uno de Carlos Suárez firmaba una nueva máxima, 64-49 a falta de uno. En ese minuto Cubero sumaría un triple, pero la distancia seguía siendo grande, 64-54.

Un nuevo parcial asturiano de 6-0 supuso la puntilla al resultado porque aunque después los amarillos volvieron a hacer la goma y nunca tiraron la toalla, 77-69 a falta de dos con Riverol yéndose a los seis triples, a los locales les bastó con muy poco para llevarse el triunfo sin sobresalto alguno. Para colmo de males uno de los mejores como Cubero tuvo que retirarse lesionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.