La española Carolina Marín ha avanzado a la final del Masters de Indonesia, de categoría World Tour Super 500 y donde el pasado año se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, después de vencer en dos sets a la china He Bing Jiao (21-11, 21-19). La onubense, vigente campeona olímpica, sigue espantando todos los fantasmas de la dura lesión que se produjo en enero de 2019 en ese mismo pabellón, y que le mantuvo nueve meses de baja, y selló con solvencia su pase al encuentro definitivo.