14 de diciembre de 2019
14.12.2019

El Rutas del Vino impone su imparable final ante el Ciudad de Málaga (24-20)

La afición zamorana lleva a la victoria a los pistachos que fueron mucho tiempo a remolque

14.12.2019 | 22:19
Jortos, lanzando a puerta.

El Rutas del Vino se sobrepuso a todas las adversidades y consiguió una importante victoria en un partido con muchas alternancias en el que terminó por imponerse gracias al apoyo de su afición.

Se esperaba un partido igualado y lo fue desde los primeros instantes en los que ambos rivales saltaron a la cancha muy concentrados en defensa como lo indican las tres amonestaciones que se produjeron hasta el minuto 4.

Él Ciudad de Málaga comenzó a apoyarse en Alvaro Armada que estuvo muy seguro lanzando los penaltis y tan sólo dos grandes paradas de Admella impidieron que el 2-5 del minuto 9 no fuera a más. Leo Alvarez ordenó entonces una defensa con Guille adelantado que dio su resultado y él Rutas del Vino se recuperaba empatando a 5 y 6. Además la expulsión del andaluz Quero permitía al equipo pistacho escaparse a 9-6 con goles de Ramiro, Jaime González y Cubillas, mientras Málaga optaba por atacar con seis jugadores de campo dejando la portería vacía. Y si los zamoranos jugaron bien esta superioridad, no fue así en la siguiente en la que permitían a su rival acercarse a 9-8 y recuperar su buen juego para volver a igualar la contienda e incluso aprovechar la calidad de Alberto Fernández y Armada para irse al descanso por delante con 10-12.

No mejoraron las cosas para los de Leo Alvarez al comienzo de la segunda parte pese a que Admella realizaba una gran parada con 10-13 y tampoco aprovechanron una superioridad que se saldó sin goles. Y comenzaron los atasques con uno de cinco minutos que resolvió Gastón Mouriño con el 12-14, con el partido sumido en una dinámica de errores por ambas partes. Los zamoranos no paraban de lanzar balones a los palos, y los porteros se lucían ante un Ángel Nieto encrespado y esperando a que su equipo arrancase.

Las fuerzas estaban justas porque Leo Alvarez sumó a sus bajas por lesión la de Jaime Gallego y el Ciudad de Málaga se mantenía muy entero con un Armada que seguía sin perdonar una y le secundaba Eduardo Moledo para hacer saltar todas las alarmas con el 12-16.

Entonces, Leo Alvarez decidió jugar con Fernando como pívot en ataque y situar a Iñaki Gómez de central, buscando un toque de efecto para remontar. No cambiaron mucho las cosas, pero el trabajo en defensa del Rutas del Vino mejoró sensiblemente y entre Jortos comenzó a arreglar la situación con el 14-16 en el minuto 46.

Llegó entonces el segundo gran atasque del encuentro con seis minutos sin que se moviera el marcador y fue Jaime González el que desatascó la situación pero no llegaba la ansiada reacción de los pistacho.

Armada firmaba su noveno gol (15-18) en una acción que marcó el punto de inflexión del encuentro porque entonces reapareció Jaime González para firmar tres tantos consecutivos que dieron la vuelta al marcador con 19-18. El Rutas del Vino se fue arriba y se apuntaron a la fiesta Ramiro y Gastón (21-18).

El entrenador del Ciudad de Málaga, Daniel Ibáñez, tuvo que pedir un tiempo muerto para intentar arreglar la situación pero los zamoranos eran ya imparables pese a que Armada todavía tuvo tiempo para marcar un penalti. Los andaluces jugaron los tres últimos minutos atacando con siete jugadores pero no se esperaba que el gran recital de Ignasi Admella estaba por llegar, y el portero catalán ofreció al entregado público del Ángel Nieto cuatro paradas seguidas tan sólo interrumpidas por un gol de Cubillas que supuso la puntilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.