10 de diciembre de 2019
10.12.2019
Baloncesto | Liga Femenina Endesa

McPhee, intratable como MVP de la Liga

C. Promete ficha a la alero Kaleena Mosqueda

09.12.2019 | 23:55
Brittany McPhee sigue siendo la jugadora más valiosa.

La norteamericana Brittany McPhee se mantiene como jugadora más valiosa de la Liga Endesa tras la undécima jornada en la que su directa rival, Tanaya Atkinson (Clarinos) tan sólo pudo recortarle un punto en el ranking que elabora la Federación Española. Los números de la alero del Quesos El Pastor siguen siendo espectaculares y pocas jugadoras tan versátiles como ella se recuerdan en la historia reciente de la Liga Femenina ya que no sólo ocupa puestos destacados en los rankings de anotadora o reboteadoras, sino también en otros destinados a jugadoras más especializadas como pueden ser los de recuperaciones, tapones o faltas recibidas.

McPhee está promediando 20 puntos de valoración gracias al tercer puesto que ocupa como anotadora con 16 por partido, o al segundo en rebotes, algo poco habitual en una jugadora de 1.83, como tampoco lo es que encabece el ranking de tapones, reservado casi siempre a jugadoras interiores con mucha más embergadura.

La alero del Zamarat es además la segunda que más faltas recibe, con 4,8 de media y la segunda que más minutos juega, con 34 por partido.

Habría que remontarse a la etapa del Zamarat en Liga Femenina 2 para encontrar un ejemplo parecido en Lidia Gesteira que también se especializó en rankings poco habituales para jugadoras bajas. Sorprende además estas estadísticas de McPhee cuando no figura en puestos destacados entre las tiradoras con mejores porcentajes.

Por otra parte, uno de los rivales por la permanencia, el Campus Promete anunció ayer un gran fichaje: Kaleena Mosqueda-Lewis, una alero estadounidense, con tres títulos de la NCAA, número 3 del draft en 2015 y campeona de la WNBA en 2018, que cubrirá la baja de su compatriota Allazia Blockton. Jordan Mosqueda-Lewis (1993, California) llega a la capital riojana procedente de Seattle, ciudad en la que reside McPhee, donde ha jugado las últimas cinco temporadas con los Seattle Storm de la WNBA.

A lo largo de esta próxima semana pasará el reconocimiento médico pertinente y se incorporará a la disciplina del equipo entrenado por Jacinto Carbajal.

El principal atributo de esta jugadora de 1,80 metros de altura es el tiro exterior. No en vano, durante toda su carrera ha promediado porcentajes superiores al 40% de efectividad desde esta posición. También es una especialista desde la zona de tiros libres (91,7% de acierto en 2018 en la WNBA). Durante la pasada campaña promedió 5,5 puntos y 1,2 rebotes por partido con los Seattle Storm en la WNBA y 12,3 puntos y 3,8 rebotes con el Carolo Basket de Liga Femenina francesa, con el que disputó la Euroliga.

Kaleena comenzó a jugar al baloncesto en el instituto Mater Dei de Santa Ana (California). Durante esa época formó parte de las categorías sub-16, sub-17 y sub-19 de la selección de Estados Unidos. Con esta última consiguió la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de 2011, en cuya final fue la máxima anotadora con 15 puntos. En 2013 volvió a ser convocada con su selección para los Juegos Universitarios de Rusia, donde obtuvo de nuevo la medalla de oro.

A lo largo de su época universitaria ganó tres campeonatos consecutivos de la NCAA (2013-2015) con las UConn Huskies (equipo de la Universidad de Connecticut), donde heredó el número 23 de todo un referente como Maya Moore y compartió vestuario con Breanna Stewart, MVP de la WNBA en 2018. En 2015 fue escogida en el puesto número 3 del Draft por los Seattle Storm, equipo con el que ha jugado durante estas últimas cinco temporadas en la WNBA y con el que logró el anillo en 2018.

Jacinto Carbajal ha declarado que se encuentra "muy contento" con la incorporación: "Será una nueva amenaza en nuestro juego exterior y dará más equilibrio a nuestro desempeño ofensivo", ha indicado el técnico extremeño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.