22 de noviembre de 2019
22.11.2019
Fútbol | Caso Arandina

Los futbolistas niegan que hubiera relación sexual

Los tres acusados mantuvieron su versión en la primera sesión de un juicio, que continúa hoy con la declaración de la menor

21.11.2019 | 23:57
El zamorano Raúl Calvo se dirige a los juzgados de la Audiencia Provincial de Burgos.

Los tres exjugadores de La Arandina Club de Fútbol, Carlos Cuadrado Santos "Lucho" , Víctor Rodríguez Ramos 'Viti' y Raúl Calvo Hernández, mantuvieron ayer en sede judicial que "no sucedió nada", que "sí que estuvo en la casa" pero que "no hubo relaciones sexuales", según declaró a los medios de comunicación el abogado de la acusación popular ejercido por la asociación Clara Campoamor, Luis Antonio Calvo.

En esta misma línea se pronunció la abogada de la menor, Patricia Ortiz, quien subrayó que hoy es "el día más importante" del juicio con la declaración de la víctima. También precisó que ninguno de los tres futbolistas quiso contestar a las preguntas de la acusación particular ni popular y solo lo hicieron a las de la Fiscalía y de las defensas.

La Audiencia Provincial de Burgos acogió durante cerca de tres horas la primera sesión, a puerta cerrada, del juicio del denominado "caso Arandina" con las declaraciones de los tres exfutbolistas, acusados por un presunto delito de agresión sexual a una menor de 16 años en noviembre de 2017 en un piso que compartían en la localidad de Aranda de Duero (Burgos). La vista oral comenzó a las 10.20 horas con las declaraciones de los tres acusados, habiendo un receso de quince minutos a las 12.15 horas, finalizando la primera sesión de la vista oral poco antes de las 13 horas. Así, a su término el letrado de la acusación popular relató que los tres futbolistas mantuvieron en su declaración "la misma versión" que lo hicieran en la fase de instrucción en el Juzgado de Aranda de Duero.

La acusación pública señala en sus conclusiones provisionales que los tres procesados -que carecen de antecedentes penales y en el momento de los hechos aún eran jugadores de La Arandina- mantenían contactos telefónicos y a través de redes sociales, principalmente WhatsApp, desde septiembre de 2017 con la menor de entonces 15 años, a quien conocían con anterioridad y sabían la edad que tenía, con el objeto de convencerla para que tuviera relaciones sexuales con ellos.

En el escrito de acusación se considera probado que el 24 de noviembre de 2017, la menor acudió al domicilio de los tres procesados, donde después de una conversación fue obligada a mantener relaciones sexuales con todos ellos en el salón de la casa, para seguidamente, ser de nuevo obligada a soportar otra relación sexual en un dormitorio de la vivienda.

Acerca del tema de los mensajes a través de Whatsapp, el abogado de la asociación Clara Campoamor señaló que "ellos han dicho que era una broma que le estaban gastando a la niña porque estaba mandando demasiados mensajes a uno de ellos, concretamente a Carlos, y que era como una forma de asustarla". "Lo único que no han explicado es cómo es que no coincide luego con lo que realmente sucede", apostilló.

Respecto de si sabían la edad de la víctima, señaló que lo que han manifestado es que "no sabían de la edad de una manera cierta, es cuando hablan el día 28 con la psicóloga". También se refirió a que "el juicio se decide mañana" porque la declaración de la menor es "fundamental". "La única persona que ha visto, además de los acusados, lo que allí ha sucedido es la menor", añadió.

Preguntado acerca de si se ha concurrido en alguna contradicción por parte de los jugadores, Calvo afirmó que "si que existe alguna contradicción" pero indicó que eso se lo reserva porque "forma parte de mi ejercicio de la acusación". "Contradicciones en sí mismas, en las declaraciones de los acusados", añadió y apostilló que "son más contradicciones con cosas acreditadas" porque "hay cosas que han sido y ellos no han explicado", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.