19 de octubre de 2019
19.10.2019
Baloncesto | LEB Plata

Bryce Canda "dinamita" al CB Marbella en su debut con el CB Zamora

El escolta estadounidense anotó 23 puntos para darle la tercera victoria al Innova Chef, la primera en el Ángel Nieto

19.10.2019 | 18:49
Bryce Canda ejecuta un lanzamiento de tres
A la tercera llegó la vencida. El  CB Zamora conquistó su primera victoria en casa en el tercer encuentro disputado en el Ángel Nieto. Los locales domeñaron a sus rivales del CB Marbella (77-62) con un  Bryce Canda estelar en su debut con el conjunto azulón (este año blanquirrojo). El escolta estadounidense fue el MVP del partido anotando un total de 23 puntos, El conjunto de Saulo Hernández le da la primera victoria a su afición e iguala su récord de victorias y derrotas (3-3).
Mad Bonde realiza un mate | Emilio Fraile

El Innova Chef salió a la cancha del Ángel Nieto con el deseo de brindar la primera victoria a su afición, pero el ataque del conjunto de Saulo Hernández sigue encontrando muchos problemas para carburar en ataque en su casa. Bryce Canda, que debutaba con la camiseta blanquiroja y salió de la partida, dejó una gran carta de presentación al agarrar el primer rebote del encuentro y solventar una mala defensa local con un gran robo por la espalda. A pesar de ello, las malas decisiones en ataque provocaron que los exteriores del CB Marbella se lucieran desde el perímetro. Parcial de 2-10 y Saulo Hernández toma cartas en el asunto con su primer tiempo muerto a los tres minutos de encuentro. 

 
La intervención del técnico local fue de capital importancia, ya que los jugadores zamoranos pudieron ajustar las coberturas defensivas frenando en seco la producción rival, que tampoco encontró el acierto desde la línea de tres que había tenido en el arranque del encuentro. De la mano de un Ryan Nicholas omnipresente -el californiano lanza de tres, cubre el rebote, entra a canasta...- los de Hernández pudieron voltear la situación con un fantástico parcial de 10-0 (12-10). 
 
Javier Florido se vio obligado a pedir tiempo muerto para frenar la respuesta del conjunto azulón (este año blanquirrojo) y poner un punto de tranquilidad al encuentro, que había comenzado espídico. Los marbellíes enfocaban todo su ataque en encontrar triples liberados -sobre todo para Trujillo, que comenzó enchufando sus dos primeros lanzamientos-, pero cuando esto no le funcionó no desplegó un plan B efectivo. Por su parte, los locales sí que exhibieron una ofensiva con más alternativas que les permitió irse al segundo cuarto con una ventaja de 19 a 16
 
Si algo dejó claro el segundo cuarto en el Ángel Nieto es que la División Oeste de la LEB Plata es una de las competiciones más igualadas y duras del panorama baloncestístico español. Que se llegara a dos minutos del descanso con tan solo seis faltas pitadas (4 para la formación local y 2 para el Marbella) es cuanto menos un milagro. Dentro de los límites de la intensidad deportiva, ambos equipos se fajaron a base de bien. En este intercambio de golpes, en el que el CB Zamora fue más penalizado en el apartado de las personales (hasta 4 jugadores acabaron con dos faltas respectivamente), la formación dirigida por Saulo Hernández salió más beneficada con un Bryce Canda en estado de gracia que no pudo tener mejor presentación ante su afición: tres triples en este segundo cuarto y 11 puntos en total; el estadounidense se perfila como un francotirador temible desde la línea de 6,75 metros, si bien es cierto que también se notó su corta estancia en el equipo sobre todo en el trabajo defensivo, especialmente en el apartado de los cambios en las marcas.
 
Y si Canda destacó por parte de los locales, Trujillo no fue menos por parte de los marbellíes. De hecho no solo destacó, sino que monopolizó todo el ataque visitante desde el perímetro. La exhibición del jugador azul fue tal que se marchó a los vestuarios con 20 de los 36 puntos que anotó su escuadra en la primera mitad de partido. Todo el ataque visitante estaba enfocado a que su 10 encontrara lanzamientos liberados: los marbellíes lanzaron la increíble cifra de 19 triples en los primeros 20 minutos de juego ( con un 36% de acierto), cinco intentonas más que en lanzamientos de dos (14 ejecutados, 6 acertados). A pesar de la muñeca de Trujillo, los visitantes se fueron dos abajo al tiempo de asueto (38-36).
 
El CB Zamora salió a la pista exhibiendo garra e intentando no caer en la trampa del tercer cuarto, que tanto se les ha atragantado en los encuentros jugados en el Ángel Nieto. Con Ryan Nicholas pidiendo la bola y Mads Bonde amenazando la maraña defensiva marellí desde la posición de alero, el Innova Chef consiguió irse de nueve puntos a falta de 5 minutos para irse a último periodo (47-38)
 
Todo le salía a los hombres de Saulo Hernández y Walter Junior, en un segundo plano todo el encuentro debido a la acumulación de faltas, se desmarcaba con dos triples consecutivos para poner a su equipo con 50 puntos en el marcador. Los visitantes sufría en el rebote defensivo y encontraban un muro en Ryan Nicholas durante su fase ofensiva. Javi Beltrán conseguía una trabajada canasta que desataría la locura en la hinchada azulona (52-41).
 
El CB Marbella no conseguía encontrar a Trujillo en este tercer cuarto y se apoyó en Navajas para evitar que los blanquirrojos se les fuesen definitivamente en el marcador. El pívot español recibía balones en la pintura y lograba sacar petróleo desde la línea de tiro libre. La gran actuación del 5 visitante permitió a los marbellíes con vida a los últimos diez minutos, si bien es cierto que el Innova Chef había conseguido una ventaja considerable en el tercer cuarto: 62-50 y un parcial total de 24-14. 
 
Los primeros instantes del último cuarto fueron el epítome de los visto durante los tres períodos anteriores: defensas férreas que obligan a lanzamientos forzados, apurando el reloj y con más fallos que aciertos. A falta de seis minutos para el final apenas si se habían anotado dos puntos (64-50). Saulo Hernández, que está apostando por los partidos correosos y repletos de intensidad, había conseguido por fin que su plan llegara a buen puerto en el Ángel Nieto y el CB Zamora se aproximaba a su primera victoria en su cancha.

Los marbellíes lo intentaban de la mano de Fidalgo y Cameron, que con alguna canasta suelta maquillaron sus estadísticas, pero Bryce Canda respondía con más y más "dinamita", que es al parecer el sobrenombre que se ha ganado en apenas una semana en Zamora. El CB Marbella mostró orgullo hasta el final y vendió cara su derrota, que al final fue por un marcador de 77-62.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sin emoción, no hay fútbol

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, clausuraron el Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria