13 de octubre de 2019
13.10.2019
TRAIL

André Rodrigues y Aroa Sío, campeones de la Ultra Sanabria Caja Rural

Portugal se lleva el triunfo en cinco categorías de las seis posibles

13.10.2019 | 19:20
Los dos primeros clasificados del Ultra en la meta

La tercera edición de Ultra Sanabria Caja Rural bajó el telón este domingo después de cinco jornadas de deporte y naturaleza en el Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores. La carrera de montaña por etapas, que comenzó el pasado miércoles, albergó a más de seiscientos deportistas, con 580 corredores que disputaron alguna de las seis modalidades de recorridos de las que dispone la prueba patrocinada por la Diputación de Zamora.

La tercera edición de la cita sanabresa será recordada por su color portugués, con cinco triunfos de los seis posibles en las clasificaciones por etapas, y por el estreno de la Sanabria Glaciar Race. La 'Glaciar', primera carrera de semi autosuficiencia en la Península Ibérica, con 254 kilómetros y 11.000 metros de desnivel positivo.

El vasco Imanol Aleson y la portuguesa Mariana Machado se proclamaron como los primeros vencedores de la épica carrera, que para más inri, estuvo marcada en su última parte por la lluvia y el descenso de temperaturas.

De los catorce corredores que comenzaron la prueba el pasado miércoles en Puebla de Sanabria, solo siete 'supervivientes' lograron cruzar la meta del Monasterio de San Martín de Castañeda, en las noventa horas y media que dio la organización para superar el trazado por la mágica comarca zamorana.

En lo que respecta a las modalidades por etapas, la jornada dominical confirmó a los corredores más fuertes en todos los circuitos. André Rodrigues y Aroa Sío se adjudicaron el maillot azul de campeones de la distancia ultra, de 110 kilómetros y más de 6.000 metros de desnivel positivo, después de dominar las tres etapas.

La gallega se confirmó como la reina del Lago de Sanabria, con su tercer triunfo en tres ediciones; mientras que el internacional luso demostró que es uno de los mejores corredores de 'trail running'.

Los podios los completaron el andaluz Mario Olmedo, quien demostró que atraviesa un gran momento de forma y sumó a su plata el maillot de líder de la montaña, después de arrebatárselo precisamente al tercer clasificado, el manchego Iván Hernández.
En féminas, a Aroa Sío, le acompañaron en el podio Marta Vidal y Carla Junquera, segunda y tercera, quienes también demostraron ser las más fuertes del circuito ultra, junto a Nuria Pérez, quien fue de menos a más con el paso de las etapas de una cita que contó con el patrocinio de Caja Rural, la Estación Deportiva Sanabria Lake y Alimentos de Zamora.

La meteorología condicionó la etapa dominicial, y fue especialmente incisiva en el Gran Trail, de 62 kilómetros y 3.000 metros de desnivel positivo, donde el líder, el extremeño Pedro José Hernández, tuvo que retirarse con hipotermia; y dejó vía libre para que sus perseguidores, los internacionales lusos Romeu Goveia y Luis Semedo consiguieran el primer y segundo puesto, seguidos del vasco Aitor Ayo, otro de los destacados.

Si Goveia se hizo con el maillot rojo de líder, su compatriota Lucinda Sousa hizo lo propio en el cuadro femenino. En esta categoría, la catalana Irene Fuertes tuvo que retirarse y no pudo mantener su duelo con la lusa. El segundo puesto fue para la española afincada en Coimbra, Susana Rodríguez; y el tercero para Luz de Alba.

La tercera modalidad por etapas, el circuito maratón, de 42 kilómetros y 2.500 de desnivel, tuvo también color portugués, con los triunfos de Ruben Veloso e Ines Joao, quienes se confirmaron como los más regulares. La última etapa de este trazado, además de confirmar los premios, también sirvió de tributo a las víctimas de la tragedia de Ribadelago en su sesenta aniversario.

Además, la última jornada también acogió el Gran Premio Diputación de Zamora, carrera de un solo día, y que tuvo de ganadores al zamorano José Javier Clemente y a Rosaria Sebastiao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sin emoción, no hay fútbol

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, clausuraron el Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria