Se presentaba el vigente campeón de la Liga Femenina y la Supercopa de España con un "roster" plagado de bajas para visitar al Quesos El Pastor en la segunda jornada de Liga. El Spar Citylift Girona concurría con tan solo ocho jugadoras en el Ángel Nieto, oportunidad más que perfecta para que la formación de Fran García consiguiera meterle mano a un equipo que aspira a revalidar el título un año más. Sin embargo, nada de esto fue posible en un partido en el que el conjunto naranja recibió un auténtico baño de realidad tras caer derrotadas 31-65. Imponente golpe en la línea de flotación de un Quesos El Pastor que comenzó fulgurante venciendo en Zaragoza y, sobre todo, para una afición que no vio a su equipo anotar ni un solo triple en 40 minutos.

El inicio del encuentro estuvo protagonizado por el error de ambos conjuntos, que todavía se encuentran carburando y afianzando sinergias en esta segunda jornada de liga. En el festival lanzamientos forzados y "airballs", la calidad de las jugadoras del Girona se impuso en los primeros compases y rápidamente el marcador se decantó 2-8 para la formación visitante.

Un inicio desastroso

El conjunto de Fran García estaba obligado a correr y plantear un partido correcalles donde la falta de banquillo de las rojas acabara suponiendo un filón por el que el conjunto zamorano pudiera encontrar el camino de la victoria.

El Zamarat sufría en el rebote defensivo y la circulación defensiva era precaria. El conjunto catalán se distanciaba en el marcador (4-13, a falta de dos minutos para finalizar el primer cuarto) y el arbitraje desquiciaba a las naranjas y a la parroquia local por igual; las de Fran García se encontraban en bonus mientras que el Citylift Girona mantenía su marcador de personales por estrenar.

No le salió casi nada al Quesos El Pastor en los primeros diez minutos de encuentro, que finalizaron con el sorprendente marcador de 4-21.

Araujo, la pívot visitante, estaba siendo un cerrojo insuperable para el conjunto naranja, cuyo juego ofensivo interior fue casi inexistente y se tuvieron que forzar muchos lanzamientos desde el perímetro que no entraron. McPhee, MVP de la primera jornada con 20 puntos, marró cada uno de los muchos triples que intentó. En el apartado defensivo, el desempeño local tampoco fue mejor y Mendi se dio un festín con un total de ocho puntos en este primer periodo.

García intentó frenar la sangría defensiva dando entrada a Quinn (recién llegada Estados Unidos y que en principio no iba a disputar el encuentro, según comentó en la previa Fran García) y Okonkwo, pero el cambio de cromos no dio resultado.

Debacle anotadora

La situación no mejoró para las naranjas en el segundo cuarto, donde las de Fran García volvieron a verse superadas en defensa y absolutamente negadas en ataque. Se cumplían 16 minutos de encuentro y el electrónico del Ángel Nieto únicamente mostraba 6 puntos en el casillero de las locales. Ya no es solo que el equipo se mostrara incapaz de encontrar a sus lanzadoras exteriores como McPhee o Montoliu, sino que bajo canasta se erraban incontables lanzamientos sencillos a tabla.

La primera mitad de esta segunda jornada de liga finalizó con el escandaloso marcador de 14-37. El Spar Citylift Girona no había necesitado ni sudar para someter a un muy flojo Quesos el Pastor, que no conseguí dominar ningún aspecto del juego.