05 de octubre de 2019
05.10.2019
La Opinión de Zamora
Baloncesto | Liga Femenina

El Girona da un baño de realidad al Quesos El Pastor

Las vigentes campeonas de la liga se pasearon en el Ángel Nieto y dejaron a las locales en menos de diez puntos por cuarto (31-65)

05.10.2019 | 19:33
Un instante del encuentro entre el Quesos el Pastor y el Girona
Se presentaba el vigente campeón de la Liga Femenina y la Supercopa de España con un "roster" plagado de bajas para visitar al Quesos el Pastor en la segunda jornada de Liga. El Spar Citylift Girona concurría con tan solo ocho jugadoras en el Ángel Nieto, oportunidad más que perfecta para que la formación de Fran García consiguiera meterle mano a un equipo que aspira a revalidar el título un año más. Sin embargo, nada de esto fue posible en un partido en el que el conjunto naranja recibió un auténtico baño de realidad tras caer derrotadas 31-65. Imponente golpe en la línea de flotación de un Quesos el Pastor que comenzó fulgurante venciendo en Zaragoza y, sobre todo, para una afición que no vio a su equipo pasar en ningún momento de los 10 puntos por cuarto.
 
El inicio del encuentro estuvo protagonizado por el error de ambos conjuntos, que todavía se encuentran carburando y afianzando sinergias en esta segunda jornada de liga. En el festival lanzamientos forzados y "airballs", la calidad de las jugadoras del Girona se impuso en los primeros compases y rápidamente el marcador se decantó 2-8 para la formación visitante. El conjunto de Fran García estaba obligado a correr y plantear un partido correcalles donde la falta de banquillo de las rojas acabara suponiendo un filón por el que el conjunto zamorano pudiera encontrar el camino de la victoria. 
 
El Zamarat sufría en el rebote defensivo y la circulación defensiva era precaria. El conjunto catalán se distanciaba en el marcador (4-13, a falta de dos minutos para finalizar el primer cuarto) y el arbitraje desquiciaba a las naranjas y a la parroquia local por igual; las de Fran García se encontraban en bonus mientras que el Citylift Girona mantenía su marcador de personales incólume.
 
No le salió casi nada al Quesos el Pastor en los primeros diez minutos de encuentro, que finalizaron con el sorprendente marcador de 4-21. Araujo, la pívot visitante, estaba siendo un cerrojo insuperable para el conjunto naranja, cuyo juego ofensivo interior fue casi inexistente y se tuvieron que forzar muchos lanzamientos desde el perímetro que no entraron. McPhee, MVP de la primera jornada con 20 puntos, marró cada uno de los muchos triples que intentó. En el apartado defensivo, el desempeño local tampoco fue mejor y Mendi se dio un festín con un total de ocho puntos en este periodo. García intentó frenar la sangría defensiva dando entrada a Quinn (recién llegada Estados Unidos y que en principio no iba a disputar el encuentro, según comentó en la previa Fran García) y Okonkwo, pero el cambio de cromos no dio resultado.
 
La situación no mejoró para las naranjas en el segundo cuarto, donde las de Fran García volvieron a verse superadas en defensa y absolutamente negadas en ataque. Se cumplían 16 minutos de encuentro y el electrónico del Ángel Nieto únicamente mostraba 6 puntos en el casillero de las locales. Ya no es solo que el equipo se mostrara incapaz de encontrar a sus lanzadoras exteriores como McPhee o Montoliu, sino que bajo canasta se erraban incontables lanzamientos sencillos a tabla.
 
La primera mitad de esta segunda jornada de liga finalizó con el escandaloso marcador de 14-37. El Spar Citylift Girona no había necesitado ni sudar para someter a un muy flojo Quesos el Pastor. Sykes, la estrella estadounidense recién incorporada a las filas catalanas, se paseaba por la cancha con 9 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias. Todo el ataque visitante pasaba por ella y todo lo hacía bien. Una verdadera delicia la base gerundense.
 
Las estadísticas eran claras al respecto: 41% de acierto en el tiro ostentaba la formación visitante por un increíble 16% de las naranjas. La situación era todavía más onerosa para el Zamarat en el apartado de tiros de tres: sus contrincantes habían colado 5 triples de 12 intentos, mientras que las zamoranas habían errado los 10 lanzamientos intentados desde el perímetro; de hecho, el único que fue dentro lo lanzó McPhee con el tiempo ya cumplido. No era el mejor día para el equipo naranja. 
 
El tercer cuarto del encuentro inició por los mismos derroteros que los dos anteriores, con un Zamarat absolutamente negado en el tiro. McPhee lo intentaba una y otra vez sin recompensa, pero en su descargo cabe destacar que en defensa fue la jugadora más destacada con 9 rebotes a falta de 6 minutos para finiquitar el cuarto.
 
La escuadra de Fran García únicamente conseguía anotar de la mano de Quinn, si bien es cierto que la pívot también se mostró muy errática en bandejas fáciles bajo el aro rival. Por parte del Girona, Ajdukovic decidió sumarse a la fiesta visitante y desde el poste bajo sumaba otros dos puntos para llegar hasta los 10 en su casillero particular. A su vez, la internacional española Laia Palau se multiplicaba por todo el campo, ora dirigiendo el juego de su equipo, ora acudiendo a todas las ayudas para impedir lanzamientos sencillos de las zamoranas. 
 
En los últimos minutos del tercer cuarto el partido adquirió tintes de entrenamiento, especialmente para las de Girona, que se paseaban por el campo con desidia y, aún así, fue más que suficiente para acorralar y retratar a un Quesos el Pastor absolutamente desdibujado. Parecía un partido entre sénior y juveniles y el marcador al finalizar el cuarto no ayudaba para templar los ánimos de una grada plagada de rostros decepcionados: 21-54, parcial de 7-19 en esos 10 minutos. 
 
El último cuarto volvió a ser un calco de los tres anteriores y las de Fran García no lo aprovecharon ni siquiera para maquillar el desaguisado que habían rubricado hasta el momento. El Spar Citylift Girona se paseó por el Ángel Nieto con unas imperiales Mendi y Britney Sickes (15 y 11 puntos respectivamente). Por parte del Quesos el Pastor, muy poquito que destacar, únicamente Quinn y McPhee sacaron la cara por un equipo que se mostró terriblemente poco competitivo, muy blando en defensa y que firmó un pobrísimo 18% de acierto en el tiro. El partido finalizó con un duro 31-65 que será difícil de superar.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.