01 de septiembre de 2019
01.09.2019
Fútbol | Tercera División Grupo VIII

Pinchazo a la primera

Un insólito error de Jon Villanueva le impide al Zamora CF sumar tres puntos ante el Burgos Promesas en la primera salida de la temporada

01.09.2019 | 02:27

Perdonó cuando pudo sentenciar el partido. Y terminó dejándose dos puntos en Castañares el Zamora CF en su primera salida de la temporada y en el feudo de un renovado Burgos Promesas que este año ha dado un salto cualitativo y espera codearse con los equipos de la zona noble de la general.

El combinado del Ruta de la Plata se mostró más ambicioso y expuso más que su rival, pero los burgaleses terminaron el duelo encerrando a los rojiblancos en su propio feudo. Y el choque pudo caer de cualquiera de los dos lados. Al final, reparto de puntos en un duelo de mucha intensidad y en el que los fallos marcaron el devenir del encuentro.

El cuadro de David Movilla llevó el peso de la contienda desde el pitido inicial. Pronto se hizo con la posesión de un esférico frente a un rival que se encuentra muy cómodo dejando la iniciativa a su oponente de turno.

En esta tesitura los anfitriones se encuentran como pez en el agua. Y consiguieron que su poderoso contrincante se enredara en la tela de araña construida en su retaguardia.

Su orden defensivo maniató por momentos la línea de ataque del Zamora CF, que se mostró muy incómodo sobre el césped durante toda la primera mitad.

Suyo era el control territorial, pero sin la profundidad ni la precisión necesarias para abrir la férrea línea defensiva del Burgos Promesas.

En vista de la situación el conjunto del Ruta de la Plata tuvo que recurrir a los lanzamientos lejanos casi como única arma para acabar con la resistencia de un oponente duro y muy serio en labores de contención.

Dani Hernández desató las hostilidades con un potente lanzamiento de falta que se perdió junto al palo de la meta defendida por Álex. La réplica de los burgaleses fue inmediata en un buen servicio interior de Torres sobre Cerezo, que de primeras cruzó el esférico, que fue despejado a saque de esquina por Villanueva.

El Zamora trataba de triangular con paciencia, pero tenía muchos problemas para contactar con sus hombres más adelantados ante la asfixiante presión del Promesas. Sólo les quedaba probar desde la frontal.

Y así lo intentó de nuevo Dani Hernández en el 19 tras un robo de balón de Juanan. Su potente disparo no encontró portería por muy poco.

Acto seguido fue Carlos Ramos quien disparó desde la corona del área grande, pero demasiado centrado.

Pero el Zamora no podía descuidarse lo más mínimo. Su rival apenas había dado muestras de peligro. Pero su primer zarpazo estuvo a un paso de costarle un disgusto a los de Movilla. Hinojosa hizo emplearse a fondo a Villanueva con potente disparo raso desde la frontal. En la continuación de la jugada Dava envió el balón al poste y Cerezo, con la caña preparada, alojó el balón en el fondo de las mallas tras el rechace. Pero el colegiado anuló el tanto por mano del atacante local.

Hasta el descanso el Promesas frustró todas las intentonas ofensivas del Zamora con notable solvencia.

Tras el paso por los vestuarios y la charla de David Movilla el cuadro rojiblanco saltó al terreno de juego con ánimos renovados. Y comenzó a combinar con mayor claridad en la zona de creación. Y pronto pusieron coto a la meta de Álex. Carlos Ramos, tras recortar a su par, lo intentó con un derechazo con rosca que se perdió muy cerquita del palo.

Y en la siguiente acción (min. 50) Asiel remató con la cabeza un saque de esquina que fue repelido por un defensor local y terminó en el larguero.

El Zamora estaba viviendo sus mejores minutos, con mayor profundidad que en el primer acto. Rubiato y Carlos Ramos no encontraron poco después la portería del Promesas.

Algo que sí ocurrió en el 72. Un centro desde la derecha del cuadro visitante fue despejado de forma defectuosa por Casado de espuela. El balón cayó muerto a los pies de Rubiato, que tenía la caña preparada para cazar el balón de primeras. Su disparo, ajustado al palo, supuso el 0-1.

Pero los burgaleses no arrojaron la toalla. Ni mucho menos. Pudieron empatar la contienda en la siguiente acción en un libre indirecto a consecuencia de una cesión a Villanueva. La jugada ensayada la botó Gabri sorprendiendo a la defensa, pero el disparo de Jorge, aunque con buena colocación, careció de potencia y fue detenido junto a la base del poste por Villanueva.

Ya en el 84 el Zamora pudo matar el duelo en una buena transición a la contra llevada por Sergio García por la derecha. Su centro habilitó a Valentín, que se plantó solo ante Álex. Su disparo fue despejado a córner por Álex, que le ganó la partida tapando hueco en la salida.

Y cuando el choque agonizaba otro error, este en el bando visitante, dejó el duelo en tablas. El recién incorporado Pascu puso un centro tenso al área desde el costado izquierdo y el meta Villanueva, en su intento de despejar el peligro, introdujo el balón en su propia portería.

Todavía tuvo tiempo el Zamora para buscar la victoria en un derechazo con rosca desde la frontal que se estrelló en el poste. El rechace fue empujado a gol, pero estaba ya anulado por fuera de juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"