22 de agosto de 2019
22.08.2019
Fútbol

El Zamora se dosifica pero gana

Los rojiblancos, con muchas rotaciones, se impusieron en el 47º Trofeo Ciudad de Benavente ante un conjunto local que dejó una gran imagen

22.08.2019 | 01:12
Dani Hernández persigue a un jugador local que se dispone a recortar ante su entrada.

El Zamora CF se impuso ayer al CD Benavente en el 47º Trofeo Ciudad de Benavente, contienda en la quefueron muy superiores, si bien no consiguieron llevar exceso peligro a la portería benaventana. Los goles de Escudero en la primera mitad y Sergio García en la segunda, dieron el triunfo a los zamoranos ante un conjunto local que ofreció una gran versión en su debut frente a su público.

El Zamora, con la mente puesta en el sábado, dominó el control del balón sin arriesgar en exceso, mientras que el Benavente se refugiaba en su defensa con cinco jugadores que les aportaba solidez atrás. Acciones puntuales de Dani Hérnandez y Carlos Ramos era lo más peligroso del Zamora, que buscaba centros desde las bandas para abrir la defensa benaventana.

El gol de Escudero dio tranquilidad a los zamoranos que jugaron a placer el resto de la primera mitad. En la segunda parte, los cambios fueron la tónica general. El control del partido residía en las botas de los mediocentros zamoranos quienes dominaban ante el bajón físico de los locales. Sergio García tenía las más claras para los capitalinos, incluso anotaba el segundo tanto, aunque era anulado por árbitro por fuera de juego. En el minuto 76 de partido, el mismo Sergio García cazaba un rechace en el segundo palo para decidir el encuentro. Y es que apenas llegaron los locales a la portería visitante durante los segundos 45 minutos, lo que permitía a los de David Movilla dormir el encuentro hasta el pitido final.

Los primeros diez minutos de encuentro dejaron ver el momento del encuentro más igualado. Los locales, aupados por debutar ante su afición, comenzaron el choque con jugadas elaboradas y buscando a Unai y Javi, referencias del ataque benaventano. Esa inercia local se vería reflejada con la ocasión más clara de los tomateros en la primera mitad, cuando Javi tras una internada por banda izquierda se plantaba ante Moha. El portero zamorano, titular en la tarde de ayer, se lucía para mantener la igualada.

Desde ese instante, los zamoranos pasaron a dominar todas las facetas del juego. Empezaban a llegar las ocasiones a la meta de Jesús, principalmente desde media distancia. Primero Dani Hernández y en dos ocasiones Carlos Ramos, probaban fortuna desde fuera del área sin mucha fortuna.

Los locales, empezaban a notar el cansancio en sus piernas y veían como su rival les superaba en todos los duelos. Aún así, buscaban acciones rápidas y verticales buscando a Unai, el hombre más destacado en la primera mitad.

Los minutos pasaban y las ocasiones visitantes se iban sumando. Y lo que se estaba viendo venir llegó en el minuto 27, mediada la primera mitad, cuando Escudero se anticipaba al guardameta local para insertar a placer el balón en la portería y poner el 0-1.

Con la ventaja en el marcador, David Movilla dio descanso a Escudero y a Garban. El equipo visitante siguió dominando al ritmo que marcaban Carlos Ramos y Juanan. Dos ocasiones en las botas de Dani Hernández y Rubiato sin excesivo peligro minutos antes del final de los primeros 45 minutos, fue lo más destacado.

Con cinco caras nuevas en los visitantes (Lluis, Asiel, Vallejo, Sergio García y Carlos Parra) y la incursión de Iván Pérez en los locales, daba comienzo la segunda mitad. Un periodo que reflejaría la diferencia en el apartado físico y técnico entre los dos equipos.

La frescura de las incorporaciones garantizaba el ritmo en el juego visitante, aunque sin especial brillantez. Sergio García ponía el segundo gol zamorano pero el árbitro anulaba el tanto del ariete por fuera de juego. Santi Redondo, viendo que su equipo comenzaba a flojear físicamente, movía el banquillo intentando aguantar el ritmo de los pupilos de David Movilla.

Una de las ovaciones del numeroso público que se acercó al Luciano Rubio se la llevó el dorsal 17 del Zamora CF. Pablo Zotes, una de las sensaciones de la pretemporada y natural de Morales del rey, dejaba muestras de su calidad ante los aficionados que le han visto crecer. Cuando parecía que Sergio García no tenía su noche en el Luciano Rubio después de no conseguir materializar dos claras ocasiones dentro del área, aprovechaba el delantero un rechace tras un córner, y libre de marca, al segundo palo, ponía el segundo tanto en el luminoso pasado el minuto 75.

De ahí al final, el CD Benavente subió sus líneas intentando buscar el gol del honor ante los suyos. Disparos lejanos y alguna internada que desembocaba en córner, era lo más peligroso que obtenían los locales. El Zamora terminaría el encuentro controlando el cuero y sin arriesgar en exceso, dosificando los esfuerzos y pensando en el inicio liguero ante la Gimnástica Segoviana.

Redondo y Movilla, contentos con los suyos

Al término del encuentro, ambos entrenadores se mostraron más que satisfechos con los suyos. Redondo, el único pero que pudo ponerle a su equipo es que no dominasen la posesión tanto como hubiera querido. "Nos ha servido para trabajar aspectos defensivos, competir y seguir cogiendo minutos", afirmó el técnico del Benavente. Mientras que, por su parte, el entrenador del conjunto zamorano reconocía haber dosificado a sus hombres de cara al sábado y se alegraba de que "ningún jugador acabara con molestias" un encuentro en el que "no hubo que lamentar sustos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"