18 de agosto de 2019
18.08.2019
Balonmano | II Copa de Castilla y León

Barrientos resultó clave en el desenlace del partido

18.08.2019 | 04:38

Las buenas acciones en defensa proporcionaron piripintadas oportunidades para el ataque de un Rutas del Vino de Zamora que empezó a distanciarse en el marcador con un contragolpe de Cubillas. Era el 8-5, tanto al que siguió un parcial de 0-2 a favor de los visitantes ya con la zaga pistacho en línea.

La sequía tuvo su fin en un gol de Ramiro desde los siete metros, un tanto que dio paso a múltiples cambios en ambos conjuntos con el fin de que todos los jugadores acumulen minutos en sus piernas esta pretemporada. Compases finales del primer acto que tuvieron en Raúl Maide a otro de sus protagonistas, sustituyendo con garantías a Octavio.

Al final del primer acto, 15-11 en favor de un Rutas del Vino de Zamora con un buen nivel defensivo y sus extremos sobresaliendo a la hora de fabricar goles.

Con Fer "tocado" del tobillo y las bajas de Iñaki y Jortos (además de la de Admella bajo palos), restaba ver si a los locales les duraría la gasolina para mantener su rendimiento otros 30 minutos más.

La respuesta a esa pregunta se resolvió en un segundo acto que arrancó con el Rutas del Vino de Zamora apostando de nuevo por la defensa con avanzado y un acertado Barrientos bajo palos. Argumentos que permitieron a los locales, junto al sobresaliente desempeño de Ramiro en el lateral, mantenerse al frente en el marcador con holgura un cuarto de hora más (23-19).

El Rutas del Vino de Zamora mantuvo su ventaja en el luminoso hasta la recta final, diez minutos que se le hicieron realmente largos y en los que comenzó a acusar los clásicos síntomas de fatiga. Pases imprecisos, falta de puntería en el lanzamiento y errores en defensa se hicieron habituales en los pistacho y de ello se aprovechó sin dudar el Villa de Aranda.

Los burgaleses, con paciencia, fueron poco a poco recortando diferencias hasta remontar la contienda con tres minutos por disputarse (26-27). Un momento en el que ambos técnicos se dejaron de experimentos y en el que sobresalió la figura de Felipe Barrientos. El meta, con dos enormes paradas, salvó a los suyos que con un parcial de 2-0 sellaron el primer triunfo del Rutas del Vino de Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"