23 de julio de 2019
23.07.2019
Fútbol

Cuatro caras nuevas para el equipo de David Movilla

Borja Rubiato, Piña,Julio Rodao y Lluis Andreu, convencidos de que el Zamora está capacitado para ascender a Segunda B

22.07.2019 | 23:42

El entrenador del Zamora CF mantuvo ayer los primeros contactos con la nueva plantilla con la que intentará conseguir el ascenso a Segunda B, si no prospera finalmente la oferta que ha realizado el club para adquirir la plaza del Reus Deportivo.

Poco antes de iniciarse el primer entrenamiento de la temporada en el anexo del Ruta de la Plata, se celebró en la sala de prensa el acto de presentación del delantero Borja Rubiato, los defensas Iñigo Sebastián "Piña" y Julio Rodao, y del portero Lluis Andreu, todos ellos acompañados por el secretario técnico, César Villafañe quien explicó su postura ante la posibilidad de jugar esta misma temporada en Segunda B: "Es poco lo que puede contar a día de hoy -explicó- porque estamos a la espera, porque creo que en estas 48 horas se verá lo que podemos hacer. La postura del club es cada, pero no depende solo de nosotros. No sabemos mucho porque la Federación está tramitando todo y nosotros estamos a la espera". Respecto a lo que ocurriría con la plantilla actual si se confirma el ascenso, Villafañe explicó en rueda de prensa que "es suficientemente buena como para competir en una categoría superior y por eso hemos pensado en dar este paso. Sería absurdo hacer ahora una plantilla con 35 jugadores. Nosotros comenzamos a entrenar pensando en Tercera División porque somos de Tercera. Esto no cambia absolutamente nada. Tenemos muchísimas posibilidades de seguir siendo un equipo de Tercera este año. Lo otro, no tendríamos que pararnos a pensarlo porque no ganaríamos nada".

Al respecto, Borja Rubiato, que regresa al Zamora, añadió en el acto de presentación que el posible ascenso a Segunda B "es una cosa que no depende de mi y es difícil de aventurar lo que va a pasar. Si se da, va a ser un reto precioso para todos por el grupo en el que estaríamos encuadrados, con clubes de potencial enorme. Esta plantilla está preparada para retos muy altos, ya sean en Tercera con un reto muy difícil del ascenso, como si sucede al final lo de la plaza, para intentar sobrevivir en ese grupo".

"Tengo siete años más, pero tengo la misma ilusión que cuando vine por primera vez al Zamora. Sigo teniendo las mismas características como futbolista pero quiero resaltar que llego con la ilusión de un niño pequeño. Vengo muy ilusionado a este proyecto, estoy muy contento de volver aquí pese a que el club se parece muy poco al que estuve en la anterior etapa, pero intentaré disfrutar del día a día, de los compañeros, de la magnífica plantilla que se ha formado, y, sobre todo, intentar conseguir el objetivo que nos hemos marcado", añadió.

Rubiato añadió que en la pasada campaña sufrimos al Zamora durante la segunda vuelta, sobre todo, "era un equipo que se adaptaba muy bien a cada partido, tenía muchas posibilidades en cuanto al esquema de juego. Nos ganó el liderato en la última parte de la Liga y lamentablemente no consiguió el ascenso. Los que venimos tenemo ese reto tan difícil de igualar aquello pero lograr ese ascenso a Segunda B".

Piña es un jugador experimentado que también admiró el juego del Zamora en la pasada campaña desde la Arandina, como Rubiato: "Me he llevado una muy buena impresión porque he visto un club muy profesional. Se ha quedado gente de la plantilla del año pasado y creo que con los que venimos a sumar, haremos un buen año". El defensa central reconoce que la liga en el Grupo VIII va a ser parecida a la del año pasado: "Como no ha ascendido ninguno de los que jugamos el play off, la Liga va a ser parecida, con la diferencia de los que descendieron. Hay campos muy difíciles, pero con trabajo y esfuerzo podemos lograr el objetivo". Piña no ha coincidido con ningún jugador del Zamora, pero está dispuesto a integrarse muy pronto con sus nuevos compañeros, a los que conoce por haber jugado contra ellos.

Julio Rodao explicó que "me habían hablado muy bien del Zamora y sabía que quería ascender a toda costa y no me lo pensé". El defensa y controcampista está convencido de que el Zamora está capacitado para ascender: " Después de la temporada pasada qu estuvo muy cerca, para este año, el objetivo sigue siendo ese. Creo que voy a ser un jugador muy competitivo, a dejarlo todo en el campo y ayudar a mis compañeros que, al final, es lo que vale".

Por su parte, el portero Lluis Andreu, que llega desde el Unionistas, es consciente de que se va a encontrar en el Zamora con otros grandes porteros: "Soy consciente pero este reto lo afronto con mucha ilusión y muchas ganas porque he venido a competir, a ganarme el puesto y a jugar los minutos que pueda. El año pasado tuve la mala suerte de no poder disputar todos los minutos que quise y aquí quiero seguir desarrollándome como jugador". Respecto a su nuevo equipo, Andreu explicó que "viviendo en Salamanca, una ciudad vecina, quieras o no conoces a este equipo porque siempre escuchas cosas. Ya conocía el proyecto de subir a Segunda B, estuve barajando opciones, y este era un sitio que me hacía ilusión para poder jugar una fase de ascenso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.