14 de julio de 2019
14.07.2019
Ciclismo | XXXVI Vuelta a Zamora

Iván Moreno, vencedor final de la vuelta a la provincia

Sergio Jiménez gana la última etapa que no modificó la general

14.07.2019 | 04:03

El castellonense Iván Moreno consiguió la victoria final en la 36ª edición de la Vuelta Ciclista a Zamora que ha recorrido la provincia durante cinco brillantes jornadas y Sergio Jiménez lograba la victoria en la jornada de ayer tras la que nada cambió en la clasificación general y Moreno defendió con autoridad el maillot amarillo que se había vestido el jueves en el recorrido por la comarca de Aliste.

La jornada final no cambió nada en la clasificación general, pero sí sirvió para decidir los vencedores de cada una de las clasificaciones restantes y de esta forma, Jordi López se proclamó campeón de la montaña pese a que el argentino Julián Barrientos sumaba seis puntos para igualar a 15 con el primer líder de la Vuelta; en metas volantes, Leangel Linarez (Paulino) sentenció con autoridad imponiéndose en las tres primeras de la jornada de ayer en las que contó como lanzador con su compañero Elías Tello y tampoco pudo vestirse este maillot Barrientos pese a que entró en los sucesivos esprines, y la general por puntos fue finalmente para Ropero, del Kometa, que también se llevó el primer puesto en la categoría sub 23. Lizarte demostró su superioridad llevándose también la clasificación por equipos.

En la última etapa, Iván Moreno contaba con 36 segundos de ventaja respecto a Alejandro Ropero y contaba también con el apoyo de dos compañeros, Martí Márquez, tercero a 1.14, y Jordi López, cuarto a 1.19. Además dentro del margen de los dos minutos había otros hombres importantes como Martín Lestido, Arturo Grávalos o Carlos Cobos. La etapa de ayer no debería ser decisiva, pero los 120 kilómetros en la quinta jornada y las tres dificultades montañosas en los últimos 40 kilómetros, invitaban a que se produjeran ataques buscando dar el vuelco a la general.

Pero el Lizarte se situó en cabeza desde la misma línea de salida en Moraleja del Vino, e Iván Moreno movió con habilidad a sus compañeros para que no se produjera ninguna sorpresa.

Los primeros kilómetros se centraron en la lucha por las metas volantes en la que el venezolano Leangel Linarez, acompañado por su compañero, el chileno Elías Tello, se aseguró el primer puesto ganando los dos pasos por Villaralbo y la meta volante de Moraleja, frente a un Julián Barrientos que lo intentó aunque solo pudo sacar un segundo y un tercer puestos.

Prueba del control que estaba efectuando sobre la carrera el equipo Lizarte es que la primera hora se cumplía con 45 kilómetros recorridos. Pese a ello, ya en la comarca de Sayago, se producía un corte de 17 corredores que no gustó nada al equipo del líder porque se habían metido hombres muy peligrosos como el manchego Iván Martínez o Carlos Cobos, que conocían el recorrido a la perfección ya que han corrido muchos años el Trofeo Iberdrola; Xabier Murgiondo o el siempre combativo Joan Bennassar que no ha parado en toda la Vuelta.

El propio líder se encargó de encabezar la persecución que duró muy pocos kilómetros y no llegó a superar los 30 segundos de ventaja. Al paso por Moral de Sayago, el pelotón se había reagrupado, pero casi de forma inmediata se formaba otro grupo de fuga, aunque esta vez, el Lizarte sí dio el consentimiento ya que no se trataba de corredores que preocupasen de cara a la clasificación general.

Y así, doce corredores afrontaban con 34 segundos de ventaja la ascensión al puerto de Villalcampo, una ventaja que mantendrían en el alto, con el argentino Barrientos puntuando en primer lugar, Barrientos también pasó en el primer puesto por Muelas del Pan con lo que igualaba a Jordi López en la clasificación de la montaña, sin embargo los ataques en el grupo de escapados impidieron que el argentino volviese a puntuar en el Alto de La Barrosa, donde lo intentó primero Sergio Jiménez y ya cerca de la pancarta, Jesús Arozamena.

Tras la última dificultad montañosa, el grupo de escapados se mantenía unido y todo parecía indicar que se produciría una llegada en un sprint reducido entre los fugados, pero Jiménez sorprendió al grupeto a la altura de la antigua cárcel de Zamora, y cobró unos cien metros de ventaja que ya no perdería hasta cruzar en solitario la línea de meta para darle al Extremadura su primer triunfo en esta edición de la Vuelta y poner el punto y final a una carrera que ha resultado brillante, muy disputada y emocionante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"