Valentín Prieto fue presentado ayer como nuevo jugador de un Zamora CF al que llega con la vitola de gran goleador tras una formidable última campaña al servicio del CP Moralo. Un club del que llega tras anotar más de una veintena de goles, cifra que le gustaría repetir bajo las órdenes de David Movilla si bien, el último en llegar al vestuario rojiblanco, prima el "trabajo y el esfuerzo". Dos elementos que, por su parte, no van a faltar.

Antes de arrancar a llover como si no hubiera un mañana sobre el Ruta de la Plata, Valentín posó con su nueva camiseta y fue presentado por un César Villafañe que lo calificó como "un jugador completo" que puede "aportar muchas cosas diferentes al poder ocupar diferentes posiciones en el terreno de juego", si bien el director técnico no dudó en destacar que la principal de sus aportaciones será "el gol, una de las cosas que más se buscaba" en el mercado por parte del Zamora CF.

Criado en la cantera de la Cultural Leonesa, este joven futbolista cuenta ya con bastante experiencia a sus espaldas. Pasó por el Salamanca CF UDS y también por el Atlético Astorga, con el que firmó siete tantos, antes de poner rumbo hacia el CP Moralo donde respondió con creces a la confianza depositada en él. Un factor que Valentín espera poder encontrar también en el Zamora CF para mantener los números que hicieron, de la pasada campaña, la mejor de su carrera.

"Creo que, por números y por sensaciones, ahora mismo estoy en el punto más alto de mi carrera futbolística pero espero seguir creciendo en Zamora", comentó Valentín, asegurando que "todo es más fácil cuando conoces a más de una persona en el vestuario y tienes esa confianza de los compañeros y del entrenador para progresar. Ojalá pueda contar aquí también con ella, estar a gusto desde el principio y poder aportar cuanto antes".

El nuevo delantero rojiblanco tiene claro que la exigencia estará en las cifras. En el número de goles que deberá aportar a un equipo en el que David Álvarez y Murci pusieron el listón alto. "Espero hacer una temporada tan buena como la anterior. Sé que la competencia será mucha pero aportaré todo lo que pueda desde el trabajo y la humildad, que es lo más importante", indicó, reconociendo que es esa competencia, ese nivel de la plantilla rojiblanca fue el que le sedujo para fichar por el Zamora CF. La entidad maneja un "proyecto ambicioso" con el objetivo de "quitarse la espinita" que supuso no haber logrado el ascenso a Segunda División B. Un objetivo que motiva mucho a Valentín, también muy de "pensar a lo grande" como el club zamorano.

En cuanto al tipo de jugador que la afición podrá disfrutar, Valentín se refirió a sí mismo como "un delantero con movilidad, que le gusta jugar a la espalda y caer a las bandas". Un estilo similar al de otros jugadores bajo la tutela de un David Movilla con el que todavía no ha hablado pero al que espera convencer "con esfuerzo en cada entrenamiento" para ganarse "un puesto y poder aportar al equipo".