28 de mayo de 2019
28.05.2019
Fútbol | Play-off de ascenso a Segunda División B

Un sueño que se resiste desde hace veinte años

El Zamora CF no logra un ascenso de categoría desde la temporada 1998/1999

27.05.2019 | 23:42

El Zamora CF dio un importante paso hacia el ascenso a Segunda División B con la victoria (2-1) lograda el pasado domingo en el Ruta de la Plata ante el Haro Deportivo. Los de David Movilla no solo están a punto de conseguir el objetivo de la temporada y firmar una campaña de ensueño (y de récords), sino que también pueden romper la maldición que ha perseguido al club rojiblanco en las fases de ascenso durante los últimos 20 años.

La última vez que la formación de la capital del Duero consiguió superar unos play-off de promoción fue en la mítica temporada de 1998/1999, cuando el entrenador Carlos Tornadijo consiguió devolver el conjunto zamorano a la división bronce (2ªB). Desde aquel año –en el que los locales se proclamaron campeones de liga con 80 puntos y lograron subir de categoría tras disputar una liguilla ante Siero, Viveiro y Coslada– los aficionados rojiblancos han visto a su equipo sucumbir en seis fases de ascenso (00/01, 02/03, 04/05, 07/08, 08/09 y 15/16), además de sufrir un descenso el curso 14/15. Todavía escuecen en el recuerdo del hincha zamorano las derrotas ante Mancha Real, Multivera y Villarreal B, los traumas más recientes y, tal vez, los más inesperados por la vitola de favorito que arrastraba la escuadra local.

Ahora que el club transita por una de las divisiones más duras de la competición española y que ha sufrido una depauperación tremenda –tanto en calidad sobre el campo como en la estructura de los despachos– hasta la anhelada la llegada del Grupo Vivir, cabe recordar que hubo una época en la que el conjunto capitalino coqueteó con la Segunda División, encadenando play-off de ascenso en los primeros años del nuevo milenio. Más de un muchacho ya se veía jugando al modo carrera en el Fifa con la elástica roja y blanca.

En la temporada 00/01 llegó la primera oportunidad tras finalizar el campeonato liguero en tercer lugar con 71 puntos. La promoción fue un fracaso deportivo en toda regla, los zamoranos solo obtuvieron una victoria en la liguilla que disputaron ante Amurrio, Cádiz y Nástic de Tarragona.

La segunda ocasión para lograr ascender a la categoría de plata surgió en el curso 02/03. Un año en el que el Zamora CF estrenó la que sería su tercera casa en su historia: el Ruta de la Plata trajo consigo el récord absoluto en número de socios, 2.650, y hasta un partido oficial de la Selección Española Sub-21, que contaba con jóvenes como Xabi Alonso, Valdés, Reyes o Fernando Torres en sus filas.

El nuevo escenario se estrenaría con una fase de promoción en la que el club dirigido por José Ramón Corchado–que finalizó la liga en segunda posición con 66 puntos– no logró la gesta en una liguilla de ascenso en la que se tuvo que enfrentar ante el Athletic B, el Algeciras y el Burgos.

El Zamora CF regresaría por estos lares dos años después, durante la campaña 04/05. Para este curso, el sistema de liguilla se cambió por el de eliminatoria a doble partido. Los rojiblancos superaron por la mínima al Sevilla B y se quedaron a tan solo un suspiro de completar la gesta, pero el valor doble de los goles anotados fuera de casa favoreció a los intereses del Castellón (3-2), que había conseguido perforar las redes Vilches (guardameta local por aquella época y que, curiosamente, anunció su retirada este pasado domingo a los 39 años de edad tras pasar su última temporada como profesional en el Gijón Industrial) en el partido de ida disputado en el Ruta de la Plata.

La afición zamorana, que había presenciado tres play-off de ascenso en los primeros cuatro años del nuevo siglo, tendría que esperar tres cursos para volver a soñar con subir a Segunda División. En la temporada 07/08, ya con el formato de eliminatoria consolidado, el conjunto rojiblanco volvería a sufrir una nueva decepción tras superar al Linares por 2-3 y caer ante el Rayo Vallecano, un club muy superior en todos los aspectos extradeportivos por aquel entonces, por la mínima (2-1).

Al año siguiente, la armada zamorana volvió a rozar las mieles del éxito con una nueva promoción de ascenso a la segunda máxima categoría del fútbol español. En esta ocasión, la escuadra dirigida por Miguel Ángel Álvarez Tomé fue vapuleada por el Villarreal B, que solventó los dos encuentros con un 2-0.

Tras este último intento fallido, la época dorada del Zamora cambió su sino al alimón con el cambio de década. A partir del curso 09/10 el conjunto capitalino comenzó a vagar por el centro de la tabla alejado de los puestos de play-off. La debacle llegó durante la campaña 15/16, en la que el Zamora perdió la categoría tras 16 años en Segunda División B.

La esperanza regresó una primavera después, cuando el equipo liderado por Balta arrasó conquistó la Tercera División con 84 puntos y llegó a la fase de ascenso como claro favorito. Sin embargo, nada funcionó en aquellos cuatro partidos. Ante el Mancha Real los jugadores rojiblancos cayeron estrepitosamente (1-5) y en el partido de repesca el ridículo fue doble encajando de nuevo cinco goles ante el Mutilvera y anotando tan solo uno. El mal sabor de boca de aquel play-off todavía se paladea entre la hinchada zamorana.

Ahora, el Zamora de David Movilla tiene la posibilidad de revertir una mala racha que se extiende ya 20 años. Por el momento, la primera de las maldiciones –empezar la eliminatoria con victoria– ya se ha conseguido, algo que no pasaba desde la liguilla de ascenso de 2003. Solo queda lo más difícil, rematar la faena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga