12 de mayo de 2019
12.05.2019
Balonmano | División de Honor Plata

El MMT Seguros se la jugará el último día

El tropiezo en Pontevedra del MMT Seguros obliga a los pistacho a ganar a Puerto Sagunto o esperar el error de Antequera para acudir a la fase de ascenso

12.05.2019 | 05:08
El MMT Seguros se la jugará el último día

El MMT Seguros partía hacia Pontevedra con la posibilidad de cerrar su clasificación para la fase de ascenso a la Liga Asobal pero dejó la tarea para el último día. Los zamoranos no pudieron imponerse al Cisne BM (27-24) y su derrota dejó abierta la lucha por la plaza que queda libre del "play-off" que mantiene con un Conservas Alsur que no falló ante BM Alarcos.

Un arbitraje nefasto y diez minutos finales bastante mediocres del conjunto pistacho acabaron por dar la victoria a un Cisne BM que necesitaba ganar de seis goles para no quedarse sin opciones de soñar con la élite. Los gallegos resistieron en pie durante mucho tiempo y su premio fueron dos puntos que, sin embargo, no evitaron que la pelea por acudir a la fase de ascenso quede entre los zamoranos y los andaluces del Alsur.

El encuentro en la cancha del Cisne se presentaba de alto voltaje, y los primeros en notarlo fueron la joven pareja de colegiados, muy superados por las circunstancias. Así, tres exclusiones a los zamoranos en los primeros diez minutos de la contienda dejaban al equipo casi durante ocho minutos sin anotar. El consuelo, magro, era que los locales tampoco veían puerta y el tanteo apenas se movía.

El dominio en el marcador, en pleno intercambio de goles, era de los de Leo Álvarez si bien las diferencias nunca fueron significativas. Al menos hasta que Jortos, ya mediado el primer acto y con los colegiados mostrando un criterio más taimado, puso el 3-6. Guarismo que forzó el primer tiempo de los pontevedreses.

Los locales reaccionaron y se volvieron a quedarse a un gol del empate. No obstante, tampoco parecía que el brazo se encogiera en un MMT Seguros que recuperaba a tiempo el mando sobre la cancha para mantenerse por delante al término de un primer periodo lleno de errores por parte de ambos equipos. Un tiempo en el que la tensión por lo que había en juego atenazó a ambas ofensivas como bien reflejó el pírrico10-11 con el que se alcanzó el intermedio. Un receso en el que era obligado para ambos conjuntos buscar soluciones a su mal juego.

No pareció mejorar mucho el cuadro visitante al inicio de la segunda mitad, tomando Cisne BM la delantera con dianas de Picallo y Andrés Sánchez. El encuentro entraba en una fase equilibrada, con alternancia en el control del marcador. Muchas caídas, muchas interrupciones y poco ritmo de encuentro, con la mopa como gran protagonista y las exclusiones frenando la intención visitante de romper la contienda.

Un bello gol en escorzo del local Preciado volvía a poner un empate, esta vez a 16, cuando el encuentro se acercaba ya al minuto cuarenta. Acción que respondió Ceballos en un veloz contragolpe, entrando ahí de nuevo la dinámica en empate y ventaja mínima de los pistacho, ayer en tonos granates con la segunda equipación.

Con 21-20, el meta local Dani Fernández salía a detener un penalti, y una falta en ataque muy rigurosa indicada a los zamoranos volvía a sacar de quicio a la expedición de un MMT Seguros claramente perjudicado por los árbitros en diversas acciones.

Ramiro Martínez ponía el 22-21 pero, de nuevo, con posibilidad para empatar, los árbitros obviaron una falta en ataque visitante. Petter lanzaba un trallazo posteriormente pero el meta local detenía el misil que, a la postre, se convertía en el 23-21 con el que se entraba a los últimos minutos. Los árbitros seguían deambulando y, tras una exclusión a los locales, anulaban un golazo a Zamora sin saber bien el porqué.

Petter daba esperanzas a los visitantes con otro de sus trallazos pero la respuesta local de Guilherme Linhares mantenía lejos al MMT Seguros.

Los de Leo Álvarez lo intentaron hasta el final pero Ramiro se encontró con el palo y, a partir de ahí, varios errores y tiros relativamente sencillos para el arquero de Cisne BM fueron condenando a los "Guerreros de Viriato".

Casares ponía a los pontevedreses con tres de renta, y aunque Mouriño y Guille recortaron las distancias, al final ganaron los locales con bastante solvencia (27-24) pero sin premio.

La derrota, dura, obliga al MMT Seguros a "competir al máximo contra Puerto Sagunto en casa, donde aún no se ha perdido", como bien indicó ayer tras el partido Leo Álvarez. El leonés quiso mirar el lado positivo y destacó que su conjunto "depende de sí mismo". "Hoy nos han superado al final los locales, tuvimos muchas pérdidas de balón y ha habido decisiones de los colegiados que cuestan de entender. Pero ahora ya solo hay que pensar en Puerto Sagunto y en jugar con la actitud necesaria para ganar", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"