06 de mayo de 2019
06.05.2019
Balonmano | División de Honor Plata
MMT Seguros 2725Agustinos

El MMT gana y acaricia la fase de ascenso

Octavio y Barrientos, con dos actuaciones estelares, le dan la victoria al conjunto zamorano ante el Agustinos Alicante

05.05.2019 | 23:57

El MMT cumplió con su objetivo y logró una trabajada victoria (27-25) en casa ante el Agustinos Alicante. Los de Leo Álvarez se encuentran con pie y medio en la fase de ascenso toda vez que han sumado dos de los cuatro puntos que necesitan para asegurar su presencia en los play-off. El próximo fin de semana, los "Guerreros de Viriato" viajarán a Pontevedra para enfrentarse al Club Cisne, uno de los tres equipos (junto a Antequera) que se encuentra inmerso en la lucha por conseguir una plaza que dé acceso a la fase de promoción.

Sobre el partido de ayer cabe decir que los dos equipos salieron al campo muy ansiosos, no en vano si el Balonmano Zamora se está jugando un puesto en la fase, el Agustinos pelea por mantener la categoría. Este nerviosismo se tradujo en la cancha en precipitación, especialmente en los locales, que en su afán de extremar su estilo de contrataques y juego veloz sufrió demasiadas pérdidas y ejecutó algunos lanzamientos muy forzados que no perforaron la portería del Agustinos. Por su parte, los visitantes también cumplieron las predicciones y llevaron a cabo un juego muy enfocado a los lanzamientos lejanos y de bajas pulsaciones.

En este maremágnum de despropósitos los alicantinos comenzaron a sacar rédito y llevaron el partido por los cauces que les interesaban. El exMMT, Ander "Látigo" Iriarte –el mejor de los visitantes con ocho tantos–, percutía una y otra vez por el centro batiendo una y otra vez a Barrientos. La situación pareció complicarse para los pistachos cuando los alicantinos consiguieron ponerse tres goles por delante (4-7). Fue entonces, en torno al ecuador de la primera mitad, cuando la figura de Octavio comenzó a resurgir como el líder qué es. Ante la incomparecencia de muchos de sus compañeros, Octavio se vio obligado a comenzar a anotar y a desplegar todas sus armas sobre la pista del Ángel Nieto. Con varias jugadas de muchísimo nivel el central pistacho consiguió devolver la paridad al marcador. Es de justicia destacar también la figura de Felipe Barrientos, que se erigió como un verdadero muro ante los potentes lanzamientos exteriores de Linares, Ander y Didac.

Con la igualdad en el marcador comenzó a incrementarse la dureza por parte de los dos conjuntos. Había mucho en juego y aquí no se iba a regalar ni un solo tanto. Más allá de este punto, los dos equipos no pudieron desplegar un balonmano más diferentes: los locales no paraban de intentar correr y encontrar las esquinas, los visitantes no eran amigos del contrataque y su juego solo se desarrollaba por el centro.

El partido llegó al descanso empate a 11, marcador bajo acorde a lo visto sobre el campo, donde primaron los errores y se vio un balonmano algo pobre.

Tras el descanso la situación cambió radicalmente. Leo Álvarez aleccionó a sus hombres y estos empezaron a carburar y a realizar su juego de la mano de un espectacular Octavio, que continuó con su show particular durante la segunda mitad.

Si la charla durante el descanso fue un punto de inflexión, todavía más lo fue las dos exclusiones prácticamente consecutivas de Santamaría (minuto 32) y Moll (minuto 35). Los locales no desaprovecharon la situación y consiguieron una ventaja de hasta cuatro goles (16-12) con un Octavio al que le entraba todo y un Felipe Barrientos impecable que remató su brillante actuación con un gol desde su portería aprovechando un desajuste del Agustinos durante un cambio cuando se encontraban con un jugador menos.

Cuando peor se encontraba el equipo alicantino, y todo apuntaba a goleada de los de Leo Álvarez, apareció "Látigo" Iriarte para evitar que el conjunto zamorano se fuera en el marcador. A la buena actuación del exMMT hay que añadir que hubo algunos jugadores locales que no tuvieron su día ayer. Especialmente erráticos se mostraron los extremos, Ramiro se quedó en tan solo tres tantos a pesar de las muchas oportunidades de las que disfrutó. Algo mejor se desenvolvieron los pívots Marc y Mouriño, los cuales cobraron especial relevancia durante los últimos minutos con goles importantes .

El Agustinos mantuvo el tipo hasta el final e incluso llegó a ponerse a tan solo un tanto a poco menos de cinco minutos para el final. No obstante, aunque los alicantinos no se encontraban lejos en el tanteo sí que lo hicieron en cuanto a presencia sobre el terreno de juego. Los zamoranos, más tranquilos en la segunda mitad, dominaron el encuentro con solvencia y durante la recta final del encuentro nunca dio la sensación de que pudieran acabar perdiendo.

La nota negativa del encuentro la puso el Didac Villar cuando tan solo restaban unos segundos para que finalizase el encuentro. En un contrataque del Agustinos uno de los defensores zamoranos cometió falta sobre el atacante rival y este se revolvió recriminándole la infracción. Estaban los dos jugadores discutiendo cuando llegó Didac Villar y agarró al jugador pistacho y desencadenó un conato de tangana que fue rápidamente disipado por el resto de compañeros. Finalmente, los colegiados del encuentro estimaron oportuno expulsar al central. Su reacción es reprobable de por sí, pero puede encontrar explicación en la difícil situación en la que se encuentra su equipo; sin embargo, lo que no es justificable de ningún modo es que al finalizar el encuentro saliera a increpar a los jugadores del MMT, teniendo que ser retirado del campo por su propio compañero Linares.

Volviendo al deporte es oportuno comentar que con esta victoria (27-25) el Balonmano Zamora mantiene la sexta plaza (que actualmente da acceso a la fase) con tres puntos de ventaja sobre el Antequera y cuatro respecto al Cisne. Los de Leo Álvarez dan un paso muy importante de cara a jugar el play-off. Una victoria ante el Cisne (con el que se juega el average) le aseguraría el puesto , aunque también podría conseguir el puesto con un empate en caso de que el Antequera perdiera contra el Alarcos Ciudad Real. Los de pistacho dependen de sí mismos y su presencia en la fase se ajustará a sus méritos y deméritos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"