22 de abril de 2019
22.04.2019
Triatlón

"El atentado realizado en Christchurch fue un shock"

El gallego, centrado en el Ironman durante el último año, regresa a la distancia olímpica en busca de un billete para los Juegos

22.04.2019 | 00:03
Javier Gómez Noya

Único quíntuple campeón de la historia del triatlón y cuádruple campeón de Europa, Javier Gómez Noya, es uno de los grandes referentes del deporte español y podría ser una de las grandes figuras españolas en llos próximos Juegos de Tokio 2020. Una cita que ve más acerca ahora que regresa a la distancia olímpica tras un año centrado en el Ironman.

–Vuelve a competir en el Mundial; ¿Qué espera de esa prueba? ¿Cómo está?

–Estoy bien. Es la primera Serie Mundial del año y la primera en año y medio. No es el objetivo principal de la temporada; pero tengo ilusión de hacerlo bien. Ojalá pueda estar en la pelea.

–¿Cómo han sido estas últimas semanas, aparte del Medio Maratón de Madrid, que acabó en una hora y seis minutos?

–Bien, bien. Muchos entrenamientos, muy duros. Tengo ahora una serie de pruebas en distancias distintas: en Bermudas, en Pontevedra y en Japón. Y quitando la semana que estuve en Madrid, el resto de lo que va de mes fue de entrenamientos duros en casa.

–¿Cómo se encuentra, físicamente?

– No he tenido ningún problema de lesiones, ni nada que me haya frenado. Así que estoy bien. Me gustaría estar a tope en agosto y septiembre, que es cuando se disputa la prueba test (para los Juegos) de Tokio y la final del Mundial (en Lausana, Suiza).

–A pesar de la enorme experiencia que tiene, ¿siente nervios, ante este inminente regreso al Mundial? ¿Qué siente?

–Siento ilusión, ganas y motivación. Conozco bien estas pruebas, no soy nuevo. Pero el día que no sientas ni nervios, ni ilusión, igual tienes que hacer otra cosa.

–¿Qué referencias tiene del circuito de Bermudas?

–Se que es dura, en especial la bici. Hará calor y mucha humedad. El año pasado, los noruegos rompieron la prueba en bici. Será una carrera dura, pero intentaremos estar a la altura de las circunstancias.

–En enero anunció oficialmente que regresaba a la distancia olímpica. Pero, ¿cuándo tomó la decisión, exactamente?

–El momento exacto no lo sé. Pero después (del Mundial de Ironman) de Hawai (en octubre) me puse a pensar. Me imagino que la decisión la tomaría en diciembre. Pero el regreso a la distancia olímpica, nunca dejó de ser una posibilidad, con miras a los Juegos de Tokio.

–En la mayoría de las pruebas que disputó en el Mundial casi siempre se preveía una guerra entre usted y los hermanos Brownlee (ingleses). En Bermudas estará Jonathan. Alistair, no. ¿Echará de menos esas batallas?

–Va a haber rivales suficientes. Mario Mola (triple campeón mundial y líder del Mundial) es ahora el referente. Pero Jonathan siempre es peligroso. Luego está Vincent Luis, también y un grupo de cinco o seis triatletas que también lo puede hacer bien.

–Aparte de Mario y usted, en Bermudas competirán otro tres españoles ¿Cómo ve al resto de compatriotas?

–Los veo a todos muy bien, porque España ha sido el mejor equipo del mundo durante los últimos años. Alarza ya ha ganado muchas cosas; a "Chente" puede que le falte algo de regularidad, pero acaba de ganar un Medio Ironman en Perú'; y Serrat es el más joven y aún tiene mucho camino por delante.

–Nadie mejor que usted sabe cómo se encuentra. Ahora mismo, ¿ve más cerca o más lejos los Juegos de Tokio?

–Hombre, soy optimista. Los veo más cerca, por mis referencias en los entrenamientos. Pero habrá que verlo; si hay un país ahora mismo en el que es difícil lograr una de las tres plazas olímpicas, éste es España. Todos irán a por medalla.

–Dijo que haría las pruebas del Mundial de Bermudas, Yokohama y Leeds. ¿Hay alguna novedad, en lo que al Mundial se refiere?

– De momento, sigo con esa idea. Después de Leeds, veremos. Pero los Mundiales de Pontevedra son en mi ciudad y tengo una obligación moral. Quiero estar ahí y hacerlo lo mejor posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Los 'guerreros' de la inclusión

LaLiga Genuine Santander 18/19 concluye en Valencia con gran éxito de participación entre los 30 equipos, sus familias y aficionados