19 de abril de 2019
19.04.2019
Fútbol | Tercera División Grupo VIII

El Zamora CF sufre y gana al Cristo Atlético en la Nueva Balastera para mantener su liderato en el Grupo VIII de Tercera División

Sergio García y David Álvarez anotaron los goles rojiblancos

20.04.2019 | 18:57
Once inicial del Zamora CF en la Nueva Balastera.

El Zamora CF mantuvo una semana más el liderato del Grupo VIII de la Tercera División con su triunfo en la Nueva Balastera ante un Cristo Atlético al que superó con dos tempraneros goles en un partido de final complicado para los rojiblancos al firmar el definitivo 1-2 el local Zubi cuando corría el minuto 88.

Con el apoyo de cerca de medio centenar de aficionados en una Nueva Balastera con apenas 200 espectadores, el Zamora CF saltó dispuesto a ponerse por delante en el marcador lo antes posible. Una intención que quedó evidenciada desde el primer minuto de juego, tardando apenas unos segundos en acercarse a la meta palentina y probar fortuna por primera vez. Una ocasión que fue preludio del primer gol rojiblanco.

No habían transcurrido ni dos minutos de partido cuando el equipo de David Movilla rompió el 0-0 gracias a una gran jugada de su talentosa delantera. David Álvarez recibió en banda derecha y entregó a Dani Hernández que, tras doblarle, se sacó una filigrana de la manga que le permitió realizar un preciso centro al segundo palo donde esperaba Sergio García para enviar el cuero a la red. Una acción preciosa que decantó el duelo en sus primeros minutos.

El 0-1 no hizo aminorar la marcha a los rojiblancos. El Zamora CF maniató en los primeros compases al Cristo Atlético y tuvo más opciones de ampliar su cuenta en los primeros diez minutos de juego. Sergio García pudo hacer su segundo gol en un balón peinado a la espalda por David Álvarez mientras que el propio Álvarez tuvo otra opción tras un excelente avance de Juanan. Mientras, por su parte, los locales buscaban despertar y pisaban el área de Villanueva a los cinco minutos de juego con un primer disparo de Herrera lejos de los tres palos.

El dominio rojiblanco era evidente en una Nueva Balastera que se dividió a los catorce minutos en la escapada de Dani Hernández hacia meta palentina y que acabó en un empujón por la espalda al delantero que el árbitro consideró como pena máxima. La afición del Cristo Atlético se echó las manos a la cabeza y los 50 seguidores rojiblancos celebraron con alegría el acierto de David Álvarez desde el punto de castigo.

El Zamora CF había conseguido su objetivo, dominar el partido desde el comienzo. Sin embargo, y teniendo el tercero en un intento fallido de vaselina por parte de Álvarez, el Cristo Atlético regresó a la contienda. No bajaron los brazos los hombres de Julio César y, de la mano de Zubi, empezaron a plantear batalla y dar trabajo a la defensa rojiblanca. Una reacción que equilibró la contienda pasados los veinte minutos de partido.

La segunda parte del primer acto transcurrió entonces sin apenas ocasiones claras y con domino alterno del cuero. Unos y otros trataban de imponer su estilo pero sin demasiada fortuna siendo la opción más clara de gol una doble oportunidad del Cristo Atlético en botas de Zubi y Blanco justo antes del descanso. Una acción que acabó con tiro del primero estrellándose en Chete y del segundo por línea de fondo.

El 0-2 obligaba al Cristo Atlético a buscar con ahínco la meta de un Zamora CF que, sin renunciar al balón, esperó sus opciones a la contra durante el comienzo del segundo tiempo. Acciones como la que protagonizaron David Álvarez y Dani Hernández a los cinco minutos de la reanudación que acabó con disparo del capitán por encima del larguero.

Con esta escena, Movilla empezó a mover las piezas del once rojiblanco dando entrada a Fer por Pipi en el minuto 55. Un primer cambio al que siguieron otras dos opciones zamoranas para el 0-3. La primera, en un córner botado por Ramos y rematado por Juanan al primer palo; la segunda en una aproximación de Dani Hernández sin fortuna. Porque, si bien el balón pasaba más tiempo en botas palentinas que en la primera parte, las jugadas con aroma de gol seguían siendo mayoritariamente rojiblancas.

La defensa palentina salvó el tercero del Zamora CF pocos minutos después en un nuevo córner y un nuevo remate de Juanan en un saque de esquina que finalizó con un intento de remate acrobático errado por Asiel, siendo amonestado Coque al protestar un contacto en área local.

El Cristo Atlético subía sus líneas y trataba de presionar a los visitantes, muy cómodos a la hora de construir peligro al contragolpe dado el talento de sus jugadores. Eso sí, cualquier fallo defensivo podía complicar el partido al cuadro rojiblanco. Errores como el que provocó Zubi en una internada en la que, apoyándose con Ángel, forzó el envío del cuero a un saque de esquina sin trascendencia superada la hora de juego.

El 0-2 se mantenía pese a los esfuerzos de unos y otros, cosa que beneficiaba a un Zamora CF que realizó su segundo cambio al paso por el minuto 67 cuando Sergio García, tras recibir una dura entrada, fue sustituido por David López. Un relevo que no alteraba la estructura rojiblanca en la Nueva Balastera donde el Cristo Atlético gastaba sus últimas balas dando entrada a jugadores de corte más ofensivo.
 
El tramo decisivo de la contienda se abrió con una clara ocasión de David Álvarez en boca de gol que no pudo finalizar con acierto a la que respondió Cristo Atlético con una jugada iniciada en Zubi que Chuchi, a base de recortes, finalizó con un disparo fuera. Un desenlace de partido intenso, con ambos equipos entregados a su papel pero en el que la versión más sobria del Zamora CF parecía imponerse a la vertiente más descarada de los palentinos.

De nuevo con Zubi como protagonista pudo recortar el cuadro local el 0-2. Un balón parado que Alvarito remató fuera por muy poco, instantes antes del tercer cambio en bando visitante. Dani Hernández dejó su sitio en el campo para dar entrada a Javi Bueno, movimiento con el que Movilla intentó reforzar la contención rojiblanca para hacer buena la ventaja.

La amarilla a Juanan en el minuto 80 comprometía al Zamora de cara al final, con tres jugadores apercibidos y empleándose sin cortapisas en defensa. Pero este impedimento no limitó la solvencia del cuadro rojiblanco para defender los tantos logrados al inicio de un choque que acabó de forma bronca. Y es que Javi Bueno recibió una durísima entrada sin sanción que le provocó una lesión de rodilla cuya gravedad está por determinar y que le tuvo varios minutos fuera del campo. Un lance que inició un altercado en la grada de la Nueva Balastera entre aficionados de ambos equipos en el que los seguidores zamoranos recibieron más que palabras teniendo que intervenir las fuerzas del orden en las gradas.

La tensión se adueñó de los últimos minutos, con defensas rudas por parte de un Cristo Atlético que se olvidó de intentar remontar pero que encontró el 1-2 en un más que discutido penalti señalado sobre Jon Villanueva que el meta no pudo atajar al lanzar Zubi con exquisita precisión en el minuto 88.

El tiempo de descuento se hizo eterno para los rojiblancos que, tras no haber acertado a matar el partido, tuvo que sufrir hasta el pitido final para ganar y mantenerse como líder del Grupo VIII.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Termina el juego!

LaLiga Santander 2018-2019 está llegando a su fin. ¿Has seguido todas las jornadas de cerca? Haz el siguiente test y descubre cuánto sabes acerca de esta temporada