14 de abril de 2019
14.04.2019
Fútbol | Tercera División

Un dúo imparable y letal

El Zamora defiende de forma brillante su liderato con un recital de juego de ataque de Sergio García y David Álvarez, autores de los tres goles

14.04.2019 | 04:33
David Alvarez fue un constante tormento para la defensa berciana.

El Zamora CF defendió con brillantez el liderato en el Grupo VIII con una brillante victoria frente al Bembibre que sólo fue capaz de marcar en un regalo de la defensa local.

El tándem Sergio García-David Álvarez deparó todo un recital de fútbol de ataque con tres combinaciones entre ambos que supusieron los tres goles del Zamora. Los dos primeros llegaron en la primera parte en sendos centros de Sergio García que fusiló Álvarez, y el tercero, nada más comenzar la segunda parte, cambiándose los papeles ambos delanteros, para que marcase el internacional juvenil zamorano.

David Movilla se vio obligado a improvisar su defensa por la sanción de Garban y situó a Raúl Álvarez como central junto a Asiel, y a Chete de lateral derecho, mientras David López, que estuvo muy activo siempre, jugó como interior derecha. Además El coreano Yon sustituyó a Asiel en la segunda parte.

El encuentro estuvo muy igualado en los primeros minutos e incluso pudo adelantarse el Bembibre en una acción individual de Dani Martínez que disparó con mucho efecto para estrellar el balón contra la cepa del poste lejos del alcance de Jon Villanueva. El Zamora no encontraba la forma de atacar por las bandas y tenía que probarlo en acciones a balón parado como en un fuera de banda que peinó Pipi y David Álvarez remataba desde muy cerca aunque Ivanildo atrapó el balón sin problemas.

El partido había tomado unos derroteros de aburrimiento, pero la calidad de la delantera del Zamora no tardó en animar la cosa con una internada de Sergio García por la izquierda que centraba para que David Álvarez marcase a placer el 1-0 adelantándose a su marcador y al portero.

No variaron mucho las cosas con el gol y el partido siguió muy disputado con ambos rivales tuteándose aunque Sergio García seguía marcando distancias con dos acciones personales que no acabaron en gol de milagro. Pero sí terminó subiendo al marcador la jugada que protagonizaba el delantero zamorano tras recibir un gran pase en profundidad de Asiel. García volvió a centrar a David Álvarez que no perdonó con un disparo desde cerca muy ajustado al poste.

No se cansaba Sergio García y volvía a probar suerte, esta vez con un disparo plano desde lejos que salió alto por poco.

El Bembibre no lograba sacarse de encima la intensa presión del Zamora aunque tuvo una nueva opción en un tiro de Dani Martínez que obligó a estirarse a Jon Villanueva ya muy cerca del descanso.

El partido se reanudó sin tiempo para que el Bembibre reaccionase porque García y Álvarez se cambiaron los papeles y esta vez fue el zamorano el que se encargó de aprovechar el pase de la muerte para marcar a placer el tercer gol.

El Zamora se vino definitivamente arriba y comenzó a gustarse en su juego de desplazamientos largos e internadas letales en el área. El Bembibre tan solo buscaba recortar distancias en jugadas a balón parado pero la improvisada defensa que había formado David Movilla con Raúl Álvarez y Yon como céntrales no pasó demasiados apuros.

David López se sumó además al recital de la delantera zamorana y no marcó de milagro en una gran acción individual. El tándem García-Álvarez seguía funcionando y Sergio obligaba a Ivanildo a lucirse en un fortísimo y colocado remate.

Ministro seguía sin modificar el equipo inicial cuando habían pasado ya 64 minutos de ineficacia ofensiva, mientras Sergio García se llevaba la segunda gran ovación de la tarde tras la de Asiel, tras ser sustituído por Dani.

La única forma que encontó el Bembibre para marcar fue aprovechar un regalo del coreano Yon que se entretuvo demasiado en un control y permitió a Lucho robarle el balón y marcar el 1-3. Ministro decidió entonces dar entrada en el campo a Óscar y Tano, pero muy poco variaron las cosas porque el Zamora siguió buscando más goles.

Yon a punto estuvo de compensar su error en el gol visitante rematando en dos ocasiones de cabeza pero no acertó con la portería por muy poco en ambas acciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores