07 de abril de 2019
07.04.2019

Innova Chef vence y se reengancha a la lucha por el ascenso

Los aurinegros fueron siempre por delante en el electrónico

07.04.2019 | 18:48
Bonhomme, del Virgen de la Concha, entra a canasta frente a Porriño.

Partido entre el Innova Chef y el Porriño, en el Ángel Nieto, esencial en la lucha por el liderato, que ostenta el Ciudad de Ponferrada. Se impuso el Innova Chef 75-65 al Porriño en el partido de la Liga EBA que se disputó esta tarde en el Ángel Nieto. Con esta victoria el Virgen de la Concha se mantiene en lo alto de la tabla y, por ende, en la lucha por el ascenso.

Con tan solo echar un vistazo a los cinco iniciales de ambos equipos antes de que comenzara el partido se podía prever cómo se desarrollaría el encuentro. Un Porriño, con mucho menos centímetros y kilos de músculo, se vería obligado a valerse del tiro exterior si quería plantar cara a un Innova Chef donde la presencia física es uno de sus principales baluartes. A pesar de ello, los gallegos no se dejaron amilanar en ningún momento y supieron exprimir sus fortalezas, especialmente en el apartado relacionado con el tiro de tres.

Los primeros instantes de partido ambos equipos utilizaron sus armas para intercambiar puntos. Mientras que el Virgen de la Concha buscaba insistentemente a Ali Senghor para que hiciese valer su superioridad física, el conjunto naranja realizaba ataques con muchos movimientos que le permitiesen encontrar un lanzador abierto. Y en esas circuntancias se desarrolló el primer cuarto hasta los instantes finales, cuando varias pérdidas consecutivas del Innova Chef permitieron a los visitantes adelantarse en el marcador hasta el 26-23 de los diez primeros minutos. Destacar también que los siete minutos que Mike Chandler estuvo sobre la pista le valieron para colar dos tapones y continuar agrandando su increible cifra en este apartado.

En el segundo cuarto llegó Bouza y mandó parar. Lo visto en los segundos 10 minutos de encuentro fue harina de otro costal. La segunda unidad -comandada por los pívots Morales y Roble- se encargaron de hacer valer su superioridad física (mucho más altos que sus homólogos gallegos), cerrar el rebote y dominar la pintura rival. En la canasta aurinegra Morales se hizo dueño y señor del rebote, impidiendo que por allí pudiera circular con facilidad cualquier jugador del Porriño. Mientras, en el aro rival, Robles colocaba la puntilla con juego y puntos.

Asimismo, el Virgen de la Concha presentó una defensa alta que aumentó la presión sobre Porriño, al que se el paso de los minutos comenzaba a pesarle demasiado. El cansancio lastró su producción desde la línea de tres y las pérdidas en salida de balón fueron duramente castigada por los jugadores de Bouza, que también se mostraron mucho más acertados en el triple. Todo hizo que se llegara al tiempo de descanso con un marcador de 40-31.

Tras el tiempo de asueto, el conjunto gallego consiguió dotar de mayor intensidad intensidad su defensa que le sirvió para recortar distancias. Carlos Bouza contestó de forma inmediata pidiendo un tiempo muerto que le sirvió al Innova Chef para devolver el partido a sus cauces naturales. Ukawuba fue el hombre elegido para llevar a cabo la tarea, cosa que hizo de la manera más espectacular posible: con un mate a una mano tras un eslalon. El Innova Chef ya se encontraba desplegando su "showtime".

A pesar de ello, y así debe ser mencionado, el Porriño no se arrugó ni se borró en ningún momento del partido y tiro de orgullo y garra manteniéndose a una distancia que le impediría al Virgen de la Concha relajarse. No obstnate, un Dillard especialmente inspirado castigó con varias transiciones al conjunto gallego y aumentó la distancia hasta los 14 puntos a un minuto del final del tercer cuarto (58-44).

Los gallegos iban a pelear hasta el final y lo demostraron poniéndose a tan solo 9 puntos a falta de siete minutos para el final tras encadenar una serie de buenos ataques y cortocircuitar a un Innova Chef que comenzó algo errático los últimos diez minutos. El peligro duró poco, y de nuevo el paso de los minutos decantó la balanza del lado del Virgen de la Concha, mucho más sólido en el aspecto fisico que su rival. Los últimos minutos del encuentro se volvieron en una especie de correcalles en el que ambos equipos intercambiaron canastas y acumularon errores en forma de pérdidas, no obstante en ningún momento peligró la victoria local. El encuentro entre el Innova Chef y el Porriño finalizó 75-65.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"