14 de marzo de 2019
14.03.2019
Fútbol | Provincial de Aficionados

El Morales no pasa del empate (1-1) ante el Sporting

Los rojillos no pudieron imponer su juego a pesar de ponerse por delante en el minuto uno

14.03.2019 | 00:08
El Morales posa antes del encuentro de la última jornada.

Empate a uno y sensación agridulce entre la afición del Morales del Vino tras ver como se le escapaban dos puntos en su casa ante el Sporting Zamora, un conjunto que pelea por no caer en los últimos puestos de la clasificación.

No podía haber comenzado mejor el encuentro para los locales. Corría el minuto uno y Alberto había conseguido poner un balón en las redes de la portería del Sporting Zamora, que apenas había entrado al partido y ya se encontraba con un gol de desventaja en el marcador.

Los aficionados reunidos en La Yagona se las prometían felices esperando una goleada de sus chicos. Pero nada más lejos de la realidad, se encontraron un partido con multitud de imprecisiones y con un Morales incapaz de imponerse con solvencia en el electrónico. Al inicio de la segunda parte, cuando todavía no se habían cumplidos los cinco minutos, de nuevo un gol tempranero –aunque en este caso de la escuadra visitante– devolvía la paridad al partido. Igualdad que ya no se disolvería hasta el pitido final.

Este resultado deja al Morales sexto, lejos de la cola de la competición, pero tampoco cerca de los primeros puestos de la liga.

Por otro lado, Bovedana (42 puntos) y Fresno (40) ganaron sus respectivos partidos contra Coreses y Santa Croya y se mantienen en la lucha por el liderato, si bien es cierto que los de Fresno cuentan con un partido menos en su haber que de ganarlo podrían situarse en lo más alto de la tabla.

Por abajo, Santa Croya -último con dos puntos y totalmente descolgado- San Cristobal y Atlético pelean por salir de las últimas posiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Final del primer tiempo

¿Qué hacen los futbolistas cuando cuelgan las botas? Abandonar una pasión como el fútbol y alejarse de LaLiga no es fácil