18 de febrero de 2019
18.02.2019
Fútbol | Tercera División Grupo VIII

Una jornada redonda

El Zamora CF recupera el liderato con su victoria en San Casto gracias al "pinchazo" de una Aradina que no pasó del empate ante el Burgos Promesas

18.02.2019 | 00:04
Juanan celebra uno de los dos goles anotados por el Zamora CF ante el Santa Marta.

Jornada redonda la que vivió este fin de semana el Zamora CF en el Grupo VIII de la Tercera División. Una liga que los rojiblancos han pasado a comandar gracias a su victoria en casa del Santa Marta de Tormes y al inesperado "pinchazo" del anterior líder, la Arandina, frente al Burgos Promesas. Los burgaleses, que empataron (2-2) gracias a un gol de libre directo en el tramo final de partido, ceden la primera posición al equipo de David Movilla en una vigésimo quinta jornada con muchos marcadores positivos para los intereses rojiblancos. 

La Arandina no atraviesa por su mejor momento. La formación blanquiazul se ha dejado cuatro de los últimos seis puntos que ha disputado. Curiosamente, en dos derbis provinciales que terminaron en tablas. Primero, frente al Briviesca (0-0), y después contra el Burgos Promesas en una contienda que Asier Barahona equilibró con el definitivo 2-2 al ejecutar con maestría un libre directo.

El lance del minuto 77 no resta mérito a un conjunto, el Burgos Promesas, cuyo empate ayer en El Montecillo benefició a su próximo rival, un Zamora CF con el que se medirá en el Ruta de la Plata.

Los de Movilla, que ganaron con goles de Juanan y Garban al Santa Marta, hicieron sus deberes en San Casto y se pusieron al frente de la tabla al acumular 59 puntos, uno más que la Arandina. Un hecho importante pues los rojiblancos recuperan esta posición de privilegio a tan solo dos semanas del partido crucial en Aranda de Duero frente a los hombres dirigidos por Álvarez de los Mozos

Este hecho traslada la presión al cuadro burgalés, que además perdió en la ida en Zamora y que asumirá la responsabilidad de aprovechar el factor cancha para tratar de tomar de nuevo la batuta del campeonato.

Eso sí, antes de pensar en este encuentro, el Zamora CF deberá derrotar a un Burgos Promesas que vendrá con la moral por las nubes tras el empate en Aranda y que se ha convertido en uno de los equipos más fiables a la hora de competir lejos de su estadio. Mientras que, por su parte, la Arandina tratará de recuperar la senda del triunfo en un viaje poco cómodo a La Bañeza, un conjunto rocoso como local que intentará alargar un poco más la mala racha blanquiazul.

La derrota de la Arandina fue la nota más destacada de la 25ª jornada de liga en el Grupo VIII pero no la única positiva para el Zamora CF. El nuevo líder también sacó ventaja a otros de dos de sus rivales en la lucha por el play-off, la Gimnástica Segoviana y el Numancia B, que tampoco pudieron ganar el pasado fin de semana.

Tanto segovianos como sorianos no pudieron pasar del empate en esta ocasión. Los primeros firmaron tablas sin goles en casa del Real Ávila de Jesús Garretas, quedando así a cuatro puntos de distancia del Zamora CF; mientras que los segundos corrieron la misma suerte (0-0) en su visita al SD Almazán, colocándose el filial once puntos por detrás del líder. Una renta que el Numancia B tratará de reducir en los dos partidos que tiene pendientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores