11 de febrero de 2019
11.02.2019
Baloncesto

Innova Chef, un rodillo imparable tras el descanso

El conjunto de Menéndez pasó por encima de un Liberbank Oviedo con muchos errores

11.02.2019 | 00:15
Dillard Jr. se zafa de varios defensores para ir en busca de la canasta.

El Innova Chef aprovechó sus dos partidos seguidos en casa para volver a la senda de la victoria y, con el triunfo de la pasada semana y el cosechado ayer frente al Liberbank Oviedo en el Ángel Nieto, mantenerse en la pugna por el play-off de ascenso a LEB Plata. Una victoria, esta última, que consiguió de forma más que solvente al imponerse por 73-45 a los asturianos en un partido que tuvo su punto de ruptura en el tercer parcial.

Con mano firme en un partido de defensas intensas entró el Innova Chef en acción. Así quedaba claro tras un parcial de 7-0 que le permitió ir siempre por delante en el marcador durante un primer tiempo poco brillante de ambos conjuntos.

El mal inicio no desalentó a Liberbank Oviedo, que pronto recortó diferencias y empezó a sacar tajada de los desajustes defensivos del cuadro de Menéndez. Una formación, la zamorana, que cerró el primer cuarto ganando por 16-11.

El farragoso sistema ovetense hizo que el Innova Chef tuviera un mal comienzo en el segundo periodo. De hecho, los asturianos tuvieron bola para culminar su remontada al poco de retomarse el juego. Sin embargo, los locales encontraron en su perímetro el arma con el que volver a frenar a su rival. A base de triples con firma nacional (Nasarre y Robles), el Innova Chef volvió a distanciarse en el marcador y se fue al descanso por delante en el tanteo (37-22) pese a no tener mucho control sobre la ofensiva con constantes bloqueos y cambios de si rival.

Con el duelo controlado, el Innova Chef remató la contienda a la vuelta de vestuarios. Lo hizo en un tercer parcial de inicio discreto y desarrollo elocuente en el que impuso su mayor talento y músculo. Impasible en su pintura y acertado en la contraria, los zamoranos además se vieron beneficiados por la actuación de Liberbank Oviedo tras el descanso. Desaparecido al rebote y con muchas pérdidas de balón, el cuadro visitante hizo demasiadas concesiones como para volver a meterse en el partido. Ukawuba, Dillard y Bonhomme marcaron el ritmo de un parcial en el que la renta para los locales llegó a ser de 34 puntos y que finalizó con 61-36 en el luminoso.

En el último cuarto los aurinegros mantuvieron la diferencia en el marcador y se dedicaron a buscar otros objetivos más allá de los puntos. Como la búsqueda constante en los últimos minutos del joven Daniel Gómez quien, pese a los múltiples intentos de los que dispuso gracias a la generosidad de sus compañeros, no pudo redondear el triunfo (73-45) con esa canasta que quería la grada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"