10 de febrero de 2019
10.02.2019

El Madrid se agarra a la Liga

Los blancos, que se colocan segundos, se imponen al Atlético en el derbi con mucha polémica por el VAR

10.02.2019 | 05:07

El Real Madrid volvió a ganar al Atlético de Madrid dos años y cinco derbis después (1-3) para meterse de lleno en la pelea por LaLiga gracias a los goles de Casemiro, Sergio Ramos y Gareth Bale en un duelo marcado por la polémica del VAR, que anuló un gol al conjunto rojiblanco y señaló un dudoso penalti a favor del vecino. El equipo de Solari respira mejor cuando acaba el invierno. Los merengues huelen sangre y cuando tienen la oportunidad de matar a su presa no desafilan su colmillo. En apenas cuatro días, el Madrid empató en el Camp Nou -dejando escapar la victoria- y venció al Atlético en el Wanda. El actual campeón de Europa coge carrerilla ante la parte decisiva de la temporada.

Da igual que haya cambio de entrenador, da igual que no esté Cristiano, da igual que Zidane decidiese marcharse en verano. Incluso da igual que Benzema, su mejor jugador este año, estuviese desaparecido este sábado. El Real Madrid hizo valer su oficio en un partido que no estuvo exento de suspicacias. El Atlético se hartó a protestar después de que todas las decisiones del VAR fuesen en su contra.

Estrada Fernández no tuvo su mejor tarde. Primero porque el 1-2 llegó tras un penalti que comenzó fuera del área y segundo porque el penalti sobre Morata, en una controvertida acción, no fue pitado frente al estupor de la grada. El derbi de la capital no estuvo exento de tensión y acabó con un claro perjudicado: Los de casa. Pese al buen comienzo de los colchoneros, el primer gol del partido llevó la firma de Casemiro. La presión agobiante de los locales, empujados por un estadio hasta la bandera, fue la clara consigna de los rojiblancos hasta que se encontró con el 0-1 en el primer acercamiento del Madrid. Ramos centró toda la atención y el brasileño fue quien estrenó el marcador. El primero en la historia de los merengues en la nueva casa del vecino.

Hasta cuatro defensas del Atleti se preocuparon de marcar a Ramos. El balón cayó a Casemiro y éste no lo dudó. Una media chilena, libre de marca, tiró por tierra el esfuerzo inicial del Atleti. La respuesta fue clara. Balones más directos a la espalda de Morata, más profundidad y, sobre todo, no permitir una cómoda salida de su rival.

Sólo diez minutos después llegó el premio para los de Simeone. Una pérdida en campo contrario llegó a los pies de Correa. El argentino ingenió un pase fantástico para que Griezmann se quedase solo delante de Courtois, otro de los señalados este sábado por su pasado atlético. El francés metió la puntera y batió a su excompañero por debajo de las piernas.

El gol tuvo su intriga. El VAR detuvo la jugada después de que el línea levantase la bandera. Sin embargo, la tecnología -casi un minuto después- dio por bueno el empate. El Wanda estalló celebrando el gol ante su eterno rival y creyó en la victoria. Quedaba un mundo y las sensaciones le daban la razón a los colchoneros.

Pero, una vez más, el Madrid volvió a golpear cuando menos se esperaba. Vinicius, que volvió loco a Arias en la primera parte, encontró el hueco para enfilar el área y terminó siendo arrollado por Giménez. La falta fue fuera aunque acabó derribado dentro del área. El árbitro, tras comunicación por el pinganillo, decidió mantener su decisión. Ramos marcó su octavo penalti de la temporada.

La segunda parte comenzó igual que la primera. Con el Atleti volcado en el campo rival y generando las mejores ocasiones. Una de ellas fue de Giménez, que obligó a la estirada de Courtois, y otra fue de Morata. El exmadridista se libró de Ramos y marcó con una preciosa vaselina. Tras celebrarlo con mucho ímpetu, el árbitro lo anuló por leve fuera de juego. Los de Solari, por su parte, contuvieron sin estridencias. Jamás buscaron el tercero hasta que un fallo de los colchoneros les dio licencia para matar el derbi, engancharse a la Liga y sellar un nuevo triunfo de enjundia antes de afrontar el tramo decisivo de la temporada. Bale, a cuarto de hora del final, logró el tercero con un zurdazo.

El galés echó el broche a un partido que decidió el contragolpe. El pase de Modric fue exquisito, la historia estaba escrita. La victoria viajó a Chamartín. El Real Madrid ya es segundo y tiene al Barça a cinco puntos a falta de que los culés visiten este domingo San Mamés. Hay Liga.

También ayer, el Getafe ganó al Celta 3-1, y el Espanyol al Rayo 2-1.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"