06 de febrero de 2019
06.02.2019
Ciclismo

Álvaro Lobato tendrá que ser intervenido de 22 fracturas

El ciclista benaventano sufrió una dura caída que le apartará seis meses de la competición

06.02.2019 | 00:01
Álvaro Lobato recoge un premio en la GADEBE tras su caída.

Veinte fracturas en la muñeca derecha, dos fracturas en la izquierda, una fisura en la clavícula derecha, contusiones en la clavícula izquierda, una fisura intercostal y una rotura en una apófisis vertebral. Ese es el "parte de guerra" de Álvaro Lobato, ciclista benaventano que tendrá que pasar por quirófano el próximo viernes después de una caída sufrida cuatro días antes de iniciar la competición en el Open de Castilla y León.

El ciclista se mostraba con buenas sensaciones en el inicio de temporada después de sumar la empresa europea "WattsLab" a una estructura en la que Quesos El Pastor volvía a confiar en el benaventano y en la que el calendario de Álvaro Lobato le marcaba varias pruebas internacionales.

En uno de los últimos entrenamientos antes de iniciar la competición, en una zona sin aparente riesgo, la bicicleta le "escupió de manos" y acabó cayendo al suelo fracturándose ambas muñecas y fisurándose la clavícula.

Lobato es optimista y confía en poder volver a la competición en seis meses, momento en el que se la jugaría con la participación en el Campeonato de España para poder lograr un buen resultado que le permita llamar a las puertas de un gran equipo.

Sin embargo la batalla de Álvaro Lobato no le asegura poder volver en esos seis meses ni siquiera volver a la bicicleta ya que la operación de la muñeca derecha, con unas veinte fracturas, podría obligarle a acabar con una prótesis que le impediría seguir con una carrera que este año alcanzaba el último eslabón antes de dar el salto a un gran equipo que le permitiera poder costearse competiciones internacionales donde se batiría con los mejores de este deporte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.