13 de enero de 2019
13.01.2019
Motor | Rally Dakar

"Ha sido una pena porque veníamos preparados"

La zamorana reconoce que hizo todo lo posible para intentar reparar su Yamaha

13.01.2019 | 04:25
Sara García y Javier Vega, en la llegada de la etapa anterior a la del abandono

La zamorana Sara García continuará su marcha en el Rally Dakar intentando ayudar a su compañero Javier Vega, después de verse obligada a abandonar el jueves por un problema eléctrico en el transcurso de la etapa maratón. Sara García, que ya narró su abandono en sus redes sociales, explicó además en declaraciones al canal Teledeporte que su retirada "ha sido una pena porque veníamos preparados y no ha sido un fallo nuestro. Por eso nos da más rabia todavía. Parece que me estoy aficionando a los helicópteros de la organización, aunque esta vez no ha sido por una cuestión médica. Ahora seguiré la carrera apoyando a Javier Vega en lo que pueda y pensar ya en intentarlo de nuevo".

La zamorana narró que junto a Vega, estuvieron unas tres horas parados intentando solucionar el problema eléctrico que impedía arrancar la moto: "Me caí en una parte de "fesh fesh" -finísima arena en suspensión que impide la visión en el desierto-. Cuando levanté la moto, intenté arrancarla y no era posible. Ya desde por la mañana salí sin batería. Debía haber algún problema, pero fundionaba todo bien. Aunque al llegar al campamento, me dijeron que yo me quedé en el WP2. Seguro que era un problema eléctrico porque las bombas de gasolina funcionaron, conseguimos alimentarlas, pero no había batería y la cambiamos por la de Javi, miramos todos los manguitos de la gasolina, y todo estaba bien. Aunque no teníamos herramientas para desmontar toda la moto, revisamos todos los cables que pudimos... Hicimos todo lo que pudimos y todo lo que estaba en nuestra mano. Incluso paramos algún vehículo para ver si nos podían remolcar pero no era posible". En todo caso, Sara García reconoció encontrarse "feliz por haber podido llegar aquí y vivir esta experiencia".

El Rally Dakar se tomó ayer un respiro en la ciudad de Arequipa, la segunda más grande de Perú, después de cinco intensos días de competición por los desiertos del sur peruano y antes de meterse de lleno en sus etapas más complicadas y decisivas.

Los coches y camiones de la caravana del Dakar han recorrido hasta el momento 3.060 kilómetros, de ellos 1.679 cronometrados, mientras que las motos y los quads han hecho 2.969 kilómetros, de ellos 1.507. A autos y camiones les queda por recorrer 2.540 kilómetros, con 1.417 cronometrados, mientras que motos y quads tienen por delante 2.568 kilómetros, de los que 1.444 serán cronometrados.

El Dakar llega así a la jornada de descanso con 77 vehículos fuera de competición de los 334 que tomaron la salida el lunes 7 de enero en Lima. Entre los abandonos registrados en la primera parte del rally están los motociclistas Joan Barreda (Honda) y Paulo Gonçalves (Honda), ambos candidatos a ganar el rally.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"