05 de diciembre de 2018
05.12.2018
Tenis de Mesa | Liga de las Naciones de Europa

Dinamarca supera a España pese al aliento de Zamora

El combinado nacional se despidió del torneo con derrota en el quinto partido del envite (2-3)

05.12.2018 | 00:37

La selección española masculina de tenis de mesa puso fin a su participación en la Liga de las Naciones de Europa ayer en el pabellón Ángel Nieto. Un escenario en el que los hombres de Víctor Sánchez jugaron su último partido de la primera fase de esta competición frente a Dinamarca con nada ya en juego. Una falta de alicientes que quizá influyó en España, que acabó cediendo por 2-3 pese al apoyo de los más de 200 zamoranos que acudieron a la cita.

Con el billete para el próximo Campeonato de Europa en Primera División ya asegurado y sin opción de entrar a la segunda fase de la Liga de las Naciones, pues ocurriera lo que ocurriera en Zamora el combinado español acabaría segundo de su grupo, el duelo se presentaba quizá con menos alicientes de los deseables. Sin embargo, el enfrentamiento entre España y Dinamarca fue todo un espectáculo, ofreciendo a los aficionados reunidos en el Ángel Nieto una buena muestra de lo vistoso y entretenido que puede llegar a ser el tenis de mesa. Máxime cuando se disputan partidos con el nivel que demostaron ayer los jugadores.

El enfrentamiento arrancó con un cómodo duelo para España. Carlos Machado se impuso por 3-1 a Tobias Rasmussen en un duelo en el que el representante español entró en juego con mucha firmeza ganando las dos primeras mangas (11-9 y 11-7) para rematar en la cuarta (11-5) tras adjudicarse la tercera el jugador danés por 4-11.

La victoria inicial no tuvo continuidad en el segundo partido. Un encuentro en el que Jesús Cantero cayó de forma rápida ante Anders Lins (8-11, 12-14 y 2-11), mucho más concentrado.

Con empate en el marcador general, España volvió a cobrar ventaja gracias a Carlos Franco y su victoria sobre Dilling por 11-5, 12-10, 9-11 y 11-3. Un triunfo que ponía una feliz despedida de competición a un solo punto del alcance de la selección local.

Sin embargo, con todo en contra, fue Dinamarca la que se llevó la última victoria posible de la primera fase de la Liga de las Naciones al ganar los dos siguientes envites. Y es que, primero Lind superó a Machado (7-11, 7-11 y 5-11), y a continuación en el último encuentro, Rasmussen ganó a Carlos Caballero por 8-11, 11-8,

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook