02 de diciembre de 2018
02.12.2018
Plasencia 7966Aquimisa Q.Z.

Un hito histórico para el baloncesto zamorano

El Aquimisa jugará la Copa pese a perder con Plasencia y tras darse una larga lista de resultados que le beneficiaron

02.12.2018 | 00:59
Un ataque del Plasencia en el partido disputado ayer por el conjunto zamorano.
El Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano sigue haciendo historia esta temporada y es que pese a su derrota de ayer, conseguía clasificarse para la Copa LEB, todo un hito para el club que es la revelación del curso. Ayer el
equipo visitaba la pista del Extremadura Plasencia con la intención de seguir con la buena dinámica y sumar la tercera victoria consecutiva en liga. En frente tenían un rival un tanto irregular y que venía de perder contra el Bodegas Rioja Vega. El partido comenzó de la mejor manera para el conjunto de Zamora, pero el mal segundo tiempo sirvió para que el conjunto extremeño se hiciera con la victoria.
 
Partido complicado para los locales porque la visita del líder obligaba al Plasencia conseguir la victoria si quería tener opciones para meterse entre los seis primeros. Los zamoranos se jugaban quedar primeros para jugar la copa, cosa que consiguieron pese a la derrota, debido a los resultados de los otros equipos.

El partido comenzó con muy buenas manera para el conjunto zamorano, ya que rápidamente consiguió anotar y empezar a marcar unas diferencias de hasta ocho puntos en el electrónico, ya que en el conjunto local no había ningún jugador capaz de anotar en la canasta contraria. Poco a poco, y con los primeros cambios producidos el técnico local, Carlos Rafael Sanz, el partido comenzó a cambiar y los locales empezaron a cambiar el resultado de 2-10 en contra que tenían. Las diferencias se seguían manteniendo en los próximos minutos, pero las rotaciones comenzaron a surgir efecto y se acercaron peligrosamente en el marcador. El parcial de 5-0 sirvió para volver a igualar el partido y reducir la amplia diferencia a solo dos puntos al final del primer cuarto.

 
El segundo cuarto fue muy atípico. El Zamora comenzó mal encajando un parcial de 5-0 y tardó en anotar en el primer tramo de este segundo cuarto. En el transcurrido de los tres primeros minutos comenzó a dominar el rebote y a llegar con facilidad a la canasta contraria y anotando poniéndose de nuevo por delante en el electrónico y arrollando a los placentinos, que se quedaban anclados en los 26 puntos. El Zamora anotó todo lo que tiraba y con un parcial de 0-13 se puso por delante con una ventaja de 10 puntos (26-36). Otro parcial de 4-0 hizo que Faulo Hernández pidiera tiempo muerto con la intención de poner orden en los suyos y evitar perder la renda conseguida en este segundo cuarto. Se llegó al descanso con una diferencia de seis puntos que lo dejaba todo abierto en el segundo tiempo. La diferencia en el marcador tuvo su énfasis en los rebotes, ya que los locales llevaban 9 y los visitantes 17.
 
En el tercer cuarto, el Zamora volvió a salir con mal pie encajando un parcial de 7-0 en los primeros minutos, que puso de nuevo a los locales por delante (39-38). El técnico visitante volvió a solicitar un tiempo muerto para cambiar la dinámica en el juego. Los siguientes minutos se mostraron con igualdad, pero no hubo la intensidad defensiva de los placentinos impidiendo penetraciones claras de los contrarios. Este hecho permitió a los locales empezar a coger ventajas considerables en el marcador de hasta 11 puntos, mientras que el Zamora anotó sus primeros tres puntos a los tres minutos del cuarto. La superioridad placentina se mantuvo, pero la reacción visitante, a través de Sangone y Anthony, llegó y volvieron a reducir ventaja a solo cuatro puntos al final del cuarto. Aún así, el parcial en este cuarto fue de 24-14 para los locales.
 
El último cuarto comenzó con un triple de Anthony que hizo que las esperanzas de remontar el encuentro y conseguir la victoria fuera posible para los zamoranos. Ambos equipos defendían con fuerza e incluso con dureza en sus respectivas canastas. Y si hasta el momento el Zamora había podido llegar con facilidad a la canasta contraria fue por la fragil defensa local, un hecho que no fue posible en estos últimos minutos. Costaba mucho penetrar y conseguir canastas bajo aro. De este modo los locales consiguieron a tener ventajas que no habían tenido en todo el encuentro, unas ventajas de hasta 14 puntos. El Zamora lo tenía muy difícil para meterse en el partido, y menos con la eliminación de Xabier. La diferencia de 17 puntos fue imposible de reducir, porque los visitantes hacían la guerra por su cuenta y perdían balones constantemente.

Fue un partido con muchos altibajos del cual salieron beneficiados los locales con una victoria frente a un líder con muchas bajas, ya que a Plasencia llegaron con solo nueve jugadores.

Saulo Hernández: "No podíamos ni imaginar jugar la Copa"

Saulo Hernández calificó el que el Aquimisa Queso Zamorano haya alcanzado la Copa LEB Plata como un "verdadero acontecimiento" para el deporte zamorano: "Es algo que no podíamos ni imaginar, que no habíamos siquiera pensado en ello hasta hace siete días. En el deporte, casi siempre nos fijamos cuando el destino nos prepara una pirueta para el lado malo y en esta ocasión hay que ser justos y reconocer que, en nuestra situación, era un milagro llegar aquí, y un doble milagro que, perdiendo el partido de hoy, fuesemos a la final de la Copa. Y ese milagro se ha producido".

El técnico del Aquimisa Quesos El Pastor reconoció que parecía imposible que se produjeran los resultados necesarios: "Era necesario que se produjeran unos resultados, a priori sorprendentes, aunque sabemos que en esta liga no existen sorpresas por la gran igualdad que hay. Se tenían que dar todos y Estela no ha ganado en Salamanca, Rioja no ha ganado en Baskonia, Iraurgi ha perdido en Navarra. Era necesaria una retahila de resultados y cuando hemos terminado el partido no pensábamos que teníamos una remota posibilidad de clasificarnos. Tan sólo cuando ha pasado un rato y nos hemos puesto a buscar los otros resultados, nos hemos dado cuenta de que el milagro se había producido. El destino hos ha hecho un guiño positivo porque nosotros teníamos claro que si ganábamos nos clasificábamos y si perdíamos no nos clasificamos".

El técnico zamorano reflexionó sobre el partido reconociendo que "Plasencia se lo lleva con pleno merecimiento porque la manera de jugar que tienen es superagresiva, con mucho contacto, con mucho ritmo y a nosotros nos sacan del partido. A partir del tercer cuarto no fuimos capaces de seguir. Ellos con pleno merecimiento nos ganan y se llevan el partido".

Hernández Bris reconoce que "venimos avisando que, pese a las victorias, la situación del equipo es la que es. El día a día está siendo muy complicado porque la plantilla a día de hoy es muy corta, hay muchos "tocados" que hacen un gran esfuerzo por llegar a jugar, aunque durante la semana prácticamente no pueden entrenar. Y la realidad es que un equipo como Plasencia a nosotros nos va muy mal porque su intensidad nos acaba sacando del partido. Ya lo he dicho en la rueda de prensa que lo único que puedo hacer es felicitarles porque ya sabíamos que es un equipo que nos venía tremendamente mal y han sido acreedores de la victoria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"