25 de octubre de 2018
25.10.2018

Sango Niang, un líder al que no le tiembla el pulso

El base del Aquimisa destaca su "experiencia" y el papel de Saulo

25.10.2018 | 00:16
Sango Niang, un líder al que no le tiembla el pulso
Sango Niang encara a un rival del Juaristi durante el primer partido de esta temporada.

Quedaban seis segundos de partido, el Aquimisa Queso Zamorano perdía por dos en la cancha de Marín y Saulo Hernández dejó el asunto en manos de Sango Niang. El técnico fio al instinto de su base la decisión de ir a empatar en una acción de dos puntos o de buscar la victoria con un lanzamiento de tres. El jugador de origen senegalés sacó de fondo, recibió el balón de nuevo de manos de Libroia y cruzó la cancha como un ciclón. De repente, cuando todos, y especialmente su defensa, pensaban en una penetración, el "5" frenó en seco, se elevó y el resto es una escena sin cortes de euforia de un grupo que suma dos victorias en el campeonato, las dos selladas por el mismo hombre.

Sango anotó 23 puntos en Marín, incluidos los once últimos del equipo. En la primera victoria, ante el Juaristi, clavó 37 y se hizo acreedor del MVP de la jornada. Hasta la fecha, el base blanquiazul es, de hecho, el jugador más valorado del grupo oeste y también el máximo anotador. El líder, por tanto, de un equipo que es cuarto en la clasificación.

No obstante, esa posición resulta un tanto irrelevante si se tiene en cuenta la altura de competición y también el equilibrio entre prácticamente todos los equipos. Lo bueno es que, esta vez, el Aquimisa Queso Zamorano ha podido empezar a un ritmo llevadero, lejos del 0-11 de la temporada pasada: "Tenemos que ir partido a partido e intentar ganar cada día que juguemos", señala Sango Niang. Lo dice, eso sí, con Saulo Hernández a medio metro de distancia. El entrenador quiere mantener la calma y enviar un mensaje de prudencia.

Tampoco cabe la euforia, pero sí un cierto optimismo dentro de un grupo que "superó una prueba de carácter" en tierras gallegas, según el base de origen africano: "Sacamos el espíritu que debemos tener. Este es el camino a seguir", considera Sango Niang, que también se encuentra entre los mejores reboteadores y recuperadores del campeonato.

Su irrupción en el equipo rompe el tópico que indica que segundas partes nunca fueron buenas. El base ha regresado a Zamora dos años después como un jugador más hecho y que, de momento, está llenando el vacío de hombre referencia que dejó Chris Hansen: "Siento que tengo mucha más experiencia y que aprendí estando fuera", reconoce Sango Niang, que también avala la labor de su técnico: "Tengo un gran entrenador y eso lo hace todo más fácil", abunda.

Desde luego, la confianza es mutua y, por el momento, al base no le tiembla la mano en los momentos clave. En lo que va de campeonato, el jugador blanquiazul se eleva por encima del 50% en triples y roza el 90% en tiros libres. Un seguro de vida.

En el debe, pocas cosas. Si acaso, el choque ante el Estela, el último en casa, en el que el Aquimisa Queso Zamorano dejó escapar el triunfo en un tramo final para olvidar: "¿Venganza? Estamos preparados. Logramos una gran victoria fuera de casa, pero ahora tenemos que salir como si fuésemos 0-0 en el balance. Así tendremos opciones de ganar", analiza Sango Niang, que deberá lidiar contra la vigilancia de la defensa de Zornotza, el equipo que visita el Ángel Nieto sabiendo el gran peligro que tendrá en frente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"