04 de octubre de 2018
04.10.2018
Fútbol

Zamora encuentra a su estrella

Sergio Reguilón demuestra ante el CSKA que tiene un puesto en el Real Madrid donde espera emular al también zamorano Joseíto

04.10.2018 | 00:01

Zamora ha encontrado a la estrella futbolística que busca desde que colgase las botas Joseíto. El hueco en la casa blanca dejado por el inolvidable internacional zamorano, puede cubrirse ahora con la irrupción de Sergio Reguilón, hijo de zamoranos, y preferido de Julen Lopetegi en la cantera merengue. Su debut con el primer equipo contra el CSKA en Moscú demostró que tiene un sitio en la plantilla merengue y que, con solo 21 años, su capacidad de progresión es enorme todavía.

Lopetegui decidió ya este verano que Reguilón se quedase en el primer equipo pese a que poseía ofertas de otros clubes de primer nivel y renunció a cubrir el puesto de lateral izquierdo donde tan sólo cuenta la plantilla blanca con Marcelo. Y a las primeras de cambio, con la lesión del jugador brasileño, el canterano ha sabido aprovechar su primera titularidad cumpliendo con creces como carrilero en la máxima competición continental de clubes.

No era sencilla la papeleta porque a Reguilón le tocaba asumir en el estadio mundialista de Luzhniki la que era una de las responsabilidades más importantes del encuentro: frenar al lateral derecho Mario Fernandes, uno de los grandes triunfadores del pasado mundial de Rusia, y que, además, había sonado como posible fichaje del Real Madrid.

Y Reguilón no sólo cumplió cubriendo las incursiones del brasileño nacionalizado en Rusia, bien respaldado por las asistencias de Kross y Nacho, sino que siempre le superó en ataque, convirtiéndose en el canalizador del juego del Madrid por el extremo izquierdo por donde suministró muchos balones que, por desgracia, no encontraron el acierto necesario en los rematadores del equipo de Lopetegui.

El balance del zurdo enraizado en Molacillos y Piedrahita de Castro, no deja lugar a dudas: 8 balones recuperados y 64 pases acertados durante los 90 minutos que estuvo sobre el terreno de juego.

Reguilón reconoció que se marchó de Moscú con mal sabor de boca por la derrota ante el CSKA tras "un debut amargo" por la falta de puntería madridista. "Ha sido un debut amargo porque no se ha conseguido la victoria pero hay que seguir trabajando. Estoy contento por jugar pero no por el resultado", dijo en Movistar +. "Hemos dado tres palos, hemos tenido ocasiones pero el balón no ha querido entrar. Seguro que pronto llegarán los goles", añadió sobre la falta de pegada del Real Madrid después de tres partidos sin hacer gol.

En lo personal se ve preparado para tener más partidos ante la lesión de Marcelo y de Dani Carvajal en Moscú. "Todos los que formamos la plantilla del Real Madrid estamos capacitados para jugar estos partidos, así ha sido, aunque el resultado ha sido malo y hay que seguir trabajando para mejorar". "Tenemos que aprender de los errores. Hemos tenido ocasiones para meter gol pero el fútbol es así cuando no metes las que tienes", sentenció.

Su buena labor en Moscú no pasó desapercibida para Julen Lopetegui quien valoró la "nota positiva" del debut de Reguilón con el primer equipo:. "Reguilón ha hecho un muy buen partido, que era muy difícil para debutar. Tenemos confianza en él y es una noticia positiva, dentro de la derrota, el partido que ha hecho".

Y su debut también fue destacado en la prensa nacional. Alvaro Benito, en el diario As destacaba ayer que "Reguilón se ha tenido que currar mucho el poder disfrutar hoy de jugar al lado de los mejores del mundo. Tras culminar su etapa juvenil, tuvo que salir cedido a culminar su proceso formativo, terminar de crecer como futbolista, para después regresar al Castilla y ganarse con su rendimiento el salto a la primera plantilla. Es un jugador muy completo, capaz a nivel físico de repetir esfuerzos y hacer un surco en la banda a base de subir y bajar. Su gran pie izquierdo le permite aportar variedad en ataque, se asocia, asiste, desborda y golpea bien".

Su formación como futbolista se realizó en la cantera blanca, donde ha estado desde las categorías inferiores. Cumplida la etapa juvenil, fue cedido durante dos temporadas al Logroñés donde coincidiría con el también zamorano Miguel Santos, dos campañas brillantes que le permitieron regresar al Castilla, donde terminó de despuntar y de convencer a los técnicos del Real Madrid de que ya tiene un sitio en la primera plantilla con solo 21 años.

Ahora, el futuro está a sus pies y seguirá teniendo oportunidades porque Marcelo todavía tiene un tiempo de recuperación. Lo peor es que, a partir de ahora, sus visitas a Molacillos y Piedrahíta a lo mejor no son tan frecuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga