24 de mayo de 2018
24.05.2018
Fútbol | Tercera División

La directiva se marca 7 días para elegir la mejor propuesta

Los actuales responsables del Zamora CF inician las reuniones con grupos inversores interesados en tomar las riendas del club

24.05.2018 | 00:37
Un momento de la asamblea de socios celebrada el martes en el Colegio Universitario.

La directiva del Zamora CF ya está manos a la obra para afrontar la misión que le encomendó la asamblea de socios: iniciar contactos con diferentes grupos inversores que puedan hacerse cargo de la entidad rojiblanca, que se convertiría así en Sociedad Anónima Deportiva, y quieren decidir la mejor opción de aquí a siete días. La idea de cambiar el modelo de club fue la única conclusión que salió de la cita asamblearia del martes en el Colegio Universitario y es que, para muchos, incluida gran parte de los miembros de la directiva (no todos), "no hay otra solución". Asimismo, desde la planta noble, aunque no por unanimidad, sí creen que "es lo mejor que le podía pasar al club porque ahora mismo no hay otro modo de hacer frente a la deuda y que se pueda tener una estabilidad".

Con esta tarea que tienen por delante, los responsables iniciarán en los próximos días las reuniones con los diferentes grupos que, aseguran, han mostrado su interés por hacerse cargo del Zamora CF, y posteriormente se celebrará una reunión informativa para recibir el "ok" de los socios que, a día de hoy, siguen siendo los dueños del club. Si todas las partes están de acuerdo se deberá convocar una asamblea general extraordinaria con un único punto en el orden del día, la conversión del Zamora CF en Sociedad Anónima Deportiva y será entonces, y no antes, cuando se inicien los trámites burocráticos en esta dirección y que durarían un mínimo de 9 meses, siempre y cuando no existan problemas, aunque no debería de haberlos. "La temporada, pase lo que pase, se iniciará como club y se irán haciendo los trámites necesarios", explicaron a este periódico. Asimismo, y si así lo requieren, desde la Federación de Castilla y León de Fútbol estarían dispuestos a acudir a la asamblea general y explicar a los presentes todo lo que supone este cambio de modelo.

Por tanto, se aguarda un proceso largo, aunque la idea de la actual junta directiva es que la parte que está en su mano no se alargue demasiado puesto que necesitan 200.000 euros para hacer frente a los problemas más urgentes; Puma, nóminas de plantilla, cuerpo técnico y trabajadores, y la deuda con distintos proveedores. "La intención es poder tomar una decisión antes de que finalice el mes para tener una seguridad de que se hace frente a la deuda. El día 31 de mayo es la fecha tope para que los jugadores puedan presentar denuncias (aunque podrían retirarlas posteriormente) y queremos tenerlo resuelto o, al menos, la reunión informativa con los socios".

Una vez que se ponga en marcha, se pondrá a la venta el accionariado, sabiendo que, salvo cambio drástico, el grupo inversor de turno se hará con un mínimo del 51 por cierto para tener el control. El resto estará abierto a la sociedad e incluso a las instituciones si lo desean, como ya ocurre en otros clubes de España. Respecto al futuro de la directiva, aseguran que están dispuestos a irse en cuanto la empresa interesada en la entidad tome las riendas y así se lo pida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook