23 de mayo de 2018
23.05.2018
Fútbol | Tercera División

El Zamora, en manos de un grupo inversor

La asamblea acepta la conversión en SAD y que los nuevos propietarios salden las deudas

23.05.2018 | 00:04
Didia Liedo, presidenta del Zamora, conversa con sus compañeros de directiva.

El Zamora CF iniciará de forma urgente el proceso para convertirse en Sociedad Anónima Deportiva tras aceptar los socios la propuesta que ha planteado un grupo inversor español por la que afrontará las deudas del club que serán al final del presente ejercicio de unos 345.000 euros.

El proceso para la conversión en SAD podría estar concluído en el mes de octubre, según la directiva, tras constituir un capital social de unos 400.000 euros.

Por una mayoría abrumadora, la asamblea reunida ayer en el Colegio Universitario aprobó esta solución de futuro para el club rojiblanco tras fracasar el intento de que fueran los socios los que, en participaciones de 300 euros recuperables, asumieran la deuda a cortísimo plazo que la directiva estableció en 200.000 euros.

La asamblea comenzó con una "reflexión personal" de la presidenta, Didia Liedo, quien quiso trasladar a los asistentes la idea de que la situación, a pesar de no ser fácil, no era imposible de reconducir. En su alegato, la actual máxima responsable del club trató de hacer ver a los presentes la importancia de sacar la situación adelante y "demostrar que el Zamora nos importa". Asimismo, insistió en la idea de que el club debe ser considerado como "un motor económico" de la ciudad.

A partir de ahí comenzó a debatirse la primera propuesta; la de afrontar entre todos los socios esos 200.000 necesarios para saldar el 'Caso Puma' (80.000), la deuda con la plantilla y el cuerpo técnico (30.000 euros) y con los proveedores y trabajadores que no cobran desde el mes de noviembre (80.000) . La idea de los directivos pasaba por fijar una cantidad que pagasen todos los socios y que después podría tener retorno. La cifra que calcularon era de 300 euros por socio, en tres plazos a pagar en junio, agosto y octubre, y que podría recuperarse si la situación lo permitía, en cinco años. Esta idea no tuvo respaldo como sí lo tuvo la idea de convertirse en SAD y escuchar las propuestas de los grupos inversores que han llamado a la puerta del Zamora. Según indicaron los directivos, hay un grupo inmobiliario, con vinculaciones con el deporte que estarían interesado en implantar un fuerte proyecto deportivo y social, con una apuesta por el ascenso del primer equipo. Pero se establece como primera condición la conversión en SAD y, por tanto, cambiar el modelo de club. Los presentes estuvieron de acuerdo y dieron potestad a los directivos para escuchar y negociar las propuestas que puedan plantearse para llevar a cabo esta transformación.

Los directivos no quisieron desvelar la identidad del grupo inversor porque, al parecer, barajan también la posibilidad de adquirir algún otro club, pero sí reconocieron que se trata de un grupo inmobiliario con capital español que ya está vinculado al mundo deportivo con inversiones en otros clubes de fútbol y de otros deportes. El compromiso es de asumir toda la deuda (345.000 euros) para poder arrancar la próxima temporada "con una plantilla diseñada para ascender". Se propone además un proyecto de potenciación de la cantera y de otras actividades para los socios.

De forma paralela se llevaría a cabo el proceso de constitución en SAD. El primer paso será una reunión urgente de la empresa con la junta directiva en la que se concretarían ya todos los extremos de la operación, tras la que la directiva informará a los socios.

El proceso de conversión no se podrá iniciar antes del 1 de julio ya que se necesita conocer el cierre del ejercicio económico del club. En el camino hacia la SAD se abrirán los habituales plazos de adquisición de acciones a las que tendrán acceso los socios, como forma de mantener su vinculación con las decisiones de futuro del club.

La asamblea reunida en el Colegio Universitario aprobó esta propuesta con 114 votos a favor, 5 en contra y 7 abstenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook