13 de abril de 2018
13.04.2018
Balonmano | Liga Asobal

García Valiente: "Si vamos a morir, que sea peleando"

El entrenador del MMT Seguros ya solo piensa en Irún y en darlo todo en busca de la permanencia

13.04.2018 | 09:38
García Valiente, con Jortos y Abalos, tras el encuentro del miércoles.

"Si vamos a morir que sea peleando". Así de claro se muestra el entrenador del MMT Seguros al hablar de esta recta final de competición en la que el equipo pistacho se juega su futuro. Tras la derrota del miércoles ante Ciudad Encantada (22-30), Edu García Valiente tiene claro que ahora ya solo cabe pensar en su siguiente compromiso ante Irún, con la premisa de no repetir la mala primera parte que protagonizaron ante los conquenses y que les pasó factura. "Ante Ciudad Encantada, un equipo que lucha por entrar en puestos de Europa, era importante empezar bien y lo hicimos fatal", recordaba el técnico quien confesó que trataban de hacer cosas "pero no salían".

Sí hubo una mejoría tras el descanso, momento en el que "los chicos se agarraron al partido, pelearon?" pero no fue posible culminar la remontada. Lejos de recrearse en los lamentos, García Valiente tiene claro que "nos queda una última vez para levantarnos y morir peleando" e insistió en que "si vamos a morir, que sea peleando", subrayó.

Ahora mismo el Balonmano Zamora está fuera de descenso directo, es tercero por la cola, empatado a puntos con Cangas que es penúltimo, y con un punto más que Puerto Sagunto, que en estos momentos es colista. Dado lo apretado de la situación se espera un fin de fiesta intenso en el que el margen de error se ha reducido al máximo. "Está la cosa calentita. Tenemos que levantarnos y trabajar para ganar el sábado. Tenemos poco tiempo para estar dolidos y tristes. Hay que pensar en Irún", indicó el míster de los pistacho al término del encuentro ante Cuenca.

Así, el equipo se entrenó ayer ya sin tiempo que perder y hoy viajará a Irún, con el fin de llegar al partido lo más descansados posibles después del gran esfuerzo realizado. Las miradas se centran ahora en Carlos Calle, que recibió un fuerte golpe en el último partido, aunque confían en que se quede en una contusión y no haya lesión. Respecto al rival, es un viejo conocido de los zamoranos, al que se enfrentaron tanto en Plata cuando ambos luchaban por llegar a la élite, como en Asobal. Los vascos son actualmente décimo primeros y son especialmente fuertes en su feudo. No obstante, las necesidades de los Guerreros de Viriato tienen que ser superiores a cualquier otra circunstancia.

Por otro lado, y si nada cambia en los días venideros, el próximo partido en casa, en el que se recibirá al todopoderoso Barcelona, será el sábado 21 de abril, a partir de las 17.00 horas y, de nuevo, con las cámaras de Movistar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook