20 de noviembre de 2017
20.11.2017
Culé mojao

El Barça sigue aburriendo

20.11.2017 | 01:29

A ver si se ponen de acuerdo. El Barça de Guardiola era aburrido porque tocaba y tocaba la pelota hasta que el contario quedaba hipnotizado y los goles caían como fruta madura. Y ahora resulta que el Barça de Valverde es aburrido porque gana de forma industrial, de forma que los goles caen como si fueran las tuercas que apretaba Charles Chaplin en "Tiempos modernos". El Barça de Guardiola aburría con la posesión y el Barça de Valverde aburre con la eficacia de su mecánica sin fisuras. El Barça fue con Guardiola la sublimación aburrida de la selección de Brasil cuando esa selección era algo más que una máquina de hacer dinero, y el Barça de Valverde es la sublimación aburrida de la selección de Alemania cuando esa selección ganaba títulos por aplastamiento. O sea, que el Barça, haga lo que haga y juegue como juegue, siempre aburre.

Me parece que lo que aburría del Barça de Guardiola y lo que aburre del Barça de Valverde es que el equipo gana partidos al mismo ritmo que sus rivales pierden puntos como si fueran malos conductores en una carretera plagada de radares. ¿Fue aburrido el partido del Barça en Leganés? Supongo que para los seguidores de los perseguidores del Barça sí lo fue. ¿Suárez metió su primer gol después de un fallo de Cuéllar, marcó el segundo de rebote, y el tercer gol de Paulinho llegó después de un lio en el área que sólo la repetición de la jugada pudo descifrar? Puede. Pero también podríamos decir que el primer gol de Suárez es un gol de puro olfato en el área que todos alabarían si el autor hubiera sido un tal Ronaldo. El segundo gol necesitó de una tijera de Suárez que habría firmado el mismísimo Quini. Y el tercer gol llegó después de una asistencia de Messi tan imposible como el nacimiento de una rosa en un tiesto lleno de lejía y matarratas. ¿El Barça aburrió al respetable en Leganés? Bueno, la victoria siempre aburre a los que corren detrás. No era el juego de toque del Barça de Guardiola. No es el juego postindustrial del Barça de Valverde. Es que el Barça gana.

El Barça aburría con Guardiola y aburre con Valverde. Vale. Pero que se pongan de acuerdo. Si Xavi era aburrido y las asistencias de Messi desde el suelo y entre un mar de piernas rivales son aburridas, entonces hay que redefinir la palabra "aburrir": dícese del juego del Barça cuando no para de ganar partidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Giro de Italia

Giro de Italia 2017

Giro de Italia 2018

Vive en directo las etapas del Giro de Italia. Consulta la clasificación y el palmarés de la ronda italiana.

 

Enlaces recomendados: Premios Cine