15 de julio de 2017
15.07.2017
Piragüismo | Campeonato de Europa en pista

Una de cal y otra de arena para los zamoranos en Plovdiv

Laura Pedruelo accedió a la final del K-1 1.000 pero el K-4 de Carlos Garrote se quedó fuera de la lucha por las medallas

15.07.2017 | 03:02
Laura Pedruelo, remando para clasificarse en la final del K-1 1.000 metros en Plovdiv.

Una de cal y otra de arena. Así se puede resumir, para los aficionados zamoranos, la primera jornada del Campeonato de Europa de pista que se está disputando en Plovdiv. Una localidad búlgara que ayer vio como Laura Pedruelo cumplía con los pronósticos que la situaban como una de las favoritas en K-1 1.000 metros, mientras que su conciudadano Carlos Garrote se quedó sin la posibilidad de luchar por las preseas con el K-4 español.

Laura Pedruelo no dio ayer lugar a dudas. Está en buena forma y cuenta con posibilidades de acabar en el podio la cita de Plovdiv. Además, en esta primera jornada pese a no entrar directamente en la final, la palista del Hotel Convento I terminó con excelentes sensaciones.

A la zamorana se le escapó por muy poco el pase directo a la final. Acabó cuarta en su serie, la que más nivel tenía, con un crono de 3:57.492. Un tiempo que le permitía encarar con seguridad las semifinales, Una ronda decisiva que superó con nota, ya que fue segunda de su manga con una marca 4:16.244. Un tiempo peor que el de la primera serie, pero suficientemente bueno como para dejar atrás a otras dos rivales y acceder a la lucha por el título siendo solo superada por la británica Rachel Cawthorn.

El logro de Pedruelo fue la alegría del día para los zamoranos en esta primera jornada del Campeonato de Europa de Plovdiv en la que Carlos Garrote no pudo cumplir con su objetivo.

El palista zamorano participaba ayer junto con Óscar Carrera, Roi Rodríguez y Carlos Arévalo en el K-4 500 metros. Una embarcación española con varios ausentes pero que parecía ser capaz de colarse en la lucha por las preseas. Sin embargo, este grupo acabó por tenerse que conformar con remar la Final B.

Garrote, Carrera, Rodríguez y Arévalo no comenzaron bien el Europeo y con un crono de 1:22.340 se vieron obligados a remar la segunda semifinal para buscar la regata por el título continental. Una segunda ronda más lenta que la primera en la que, pese a ser la embarcación que menos tiempo perdió respecto a la eliminatoria inicial, el K-4 español acabó en sexta posición con un tiempo de 1:23.772 que condenó al grupo a participar en la Final B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas