28 de abril de 2017
28.04.2017
Montañismo | Tragedia en el deporte zamorano

Un rescate rápido pero con un importante riesgo

El helicóptero de la Guardia Civil evacuó los cadáveres de los tres montañeros tras una arriesgada maniobra

28.04.2017 | 01:35
Un rescate rápido pero con un importante riesgo

La dramática espera para la recuperación de los cuerpos de los montañeros zamoranos finalizó en la mañana de ayer cuando el helicóptero de la Guardia Civil de Asturias rescató los restos algo después de las 9.00 horas protagonizando una brillante acción en la que intervinieron efectivos desde tierra además de los aéreos.

El operativo de rescate a pie, integrado por varios agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil, inició a las 6.00 horas el ascenso a la zona del Espolón del Jisu, donde se encontraban los cadáveres. Había informaciones de que las condiciones meteorológicas podrían mejorar en las primeras horas de la mañana, entre las 8.00 y las 9.30 horas, según la información facilitada por la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Cantabria.

Y el operativo se puso en marcha lo antes posible ya que, además, la marcha de aproximación con mucha nieve se haría muy larga. La única opción era la evacuación de los cuerpos por helicóptero ya que la opción de hacerlo a pie se había descartado dadas las condiciones y las dificultades que entrañaba.

Antes de las 9.00 horas, el helicóptero de Asturias, que a primera hora había vuelto a trasladarse a Picos de Europa, comenzó a desplazarse a la zona donde estaban los cuerpos, al abrirse "una ventana" entre las nubes que permitía el vuelo.

Tras realizar un apoyo parcial de uno de los patines de la aeronave, descendieron los efectivos del GREIM para realizar la evacuación.

A pesar de esta apertura climatológica, las condiciones seguían siendo adversas en el punto del rescate, por lo que los pilotos tuvieron que realizar el descenso de los cuerpos, de uno en uno, hasta un lugar seguro que posteriormente facilitara su izado.

Con la ayuda de los agentes a pie, se pudieron izar al helicóptero los tres cuerpos de los montañeros zamoranos, Fernando Casquero, de 46 años, Daniel Camarzana (19 años) y Rubén González (21 años).

Según informó la agencia Efe, en principio, los cuerpos iban a ser trasladados en el helicóptero al aeropuerto Santander-Seve Ballesteros, pero la niebla y las malas condiciones climatológicas en la zona de Picos de Europa desaconsejaban que se pudiera realizar ese desplazamiento tan largo.

De hecho, según Europa Press, u na vez efectuada la evacuación, los pilotos de la Guardia Civil intentaron volar a Santander para poner los cuerpos a disposición judicial, pero tuvieron que regresar a Potes al cambiar bruscamente las condiciones meteorológicas. Incluso el helicóptero se vio en dificultades para llegar al helipuerto de Tama, en el municipio cántabro de Cillorigo de Liébana -base de los Picos de Europa-, para desde allí trasladar los cuerpos en coche fúnebre a Santander.

Las cadáveres fueron llevados al Instituto Anatómico Forense del Hospital de Valdecilla, donde se les realizó la autopsia.

En el operativo de rescate, que se realizó en condiciones extremas de dificultad y climatología muy adversa, participaron más de 15 efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) con base en Potes y en Cangas de Onís, así como dos helicópteros de este Cuerpo con sus tripulaciones de Asturias y León.

Los cadáveres se encontraban en la zona del 'Espolón de Jisu', de difícil acceso, donde los montañeros zamoranos se habrían despeñado cuando practicaban escalada. A media tarde del miércoles, los efectivos del Greim consiguieron llegar hasta el lugar y estuvieron trabajando para preparar los cuerpos de modo que pudieran ser izados por el helicóptero, lo que ha sido posible a primera hora de este jueves.

En las labores de rescate de ayer solo participó una aeronave -el miércoles había dos- y el Greim de Potes porque no se consideró necesaria la ayuda de Cangas de Onís (Asturias), que el día anterior sí intervino en el intento de rescate, frustrado por las adversas condiciones meteorológicas.

Como es sabido, los cuerpos de los montañeros fueron encontrados el martes por la tarde en una zona escarpada de difícil acceso, donde el miércoles se acumularon hasta 10 centímetros de nieve. Las alarmas saltaron el pasado lunes después de varias horas sin poder contactar con los desaparecidos. Efectivos de la Guardia Civil de Zamora comunicaron a los de Cantabria que se había denunciado la desaparición de tres personas en esa zona.

Los agentes del Greim localizaron en el macizo oriental de Picos de Europa el vehículo en el que habían llegado los montañeros y, desde allí, iniciaron una ruta a pié para intentar localizarlos.

La búsqueda se reanudó el martes, dificultada por las condiciones meteorológicas del lugar, donde se registraba abundante niebla, que empeoraron el miércoles con fuerte ventiscas, lluvia, nieve, niebla y bajas temperaturas, que hicieron el rescate extremadamente complicado y muy duro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook