09 de abril de 2017
09.04.2017

Villaralbo fue un digno rival para La Bañeza

09.04.2017 | 04:32
Denis controla el balón en el centro del campo ante un contrario.

La Bañeza se llevó una victoria merecida ante un Villaralbo ya descendido que no tuvo prácticamente opciones ante un rival que fue superior de principio a fin. El equipo azulón continúa con su particular calvario tras certificar el descenso de categoría y su única motivación es ya el competir con dignidad, cosa que consiguió ayer pese a que terminase encajando una nueva derrota.

Ya desde los primeros momentos del partido, La Bañeza se mostró dispuesto a llevarse los tres puntos y, no habían transcurrido dos minutos, cuando Agus ya remataba de cabeza alto en un córner. Y bastó que los visitantes se centrasen un poco en el partido para que llegase el primer gol al cogerle la espalda a la defensa Varó para marcar ante el portero Angel.

No se dio por satisfecho La Bañeza y poco después era Sergio Fernández el que fallaba un gol claro de cabeza poco antes de que abandonara el campo lesionado. Siguió atacando el equipo leonés y David ejecutaba un libre directo que desvió Angel a córner.

Villaralbo encontraba muchos problemas para llegar al área contraria y, por contra, La Bañeza seguía buscando el segundo gol que casi llegó en otra incursión de Agus en el área que a punto estuvo de introducir en propia puerta un defensa zamorano.

La primera ocasión clara para el Villaralbo llegó cuando corría ya el minuto 37 en un fallo del portero Sánchez que no aprovechó el lateral Marcos, pero ahí se acabaron todas las alegrías ofensivas de los azulones.

Tras el descanso, La Bañeza continuó llevando la iniciativa y recomenzó el encuentro con tres internadas dentro del área que no encontraron rematador ante la inocencia de la defensa local que permitía además que Pablo Martínez se quedara solo ante el portero para rematar inexplicablemente fuera.

El primer intento serio de crear peligro del Villaralbo no llegó hasta el minuto 70 con una jugada por la derecha de Raúl que terminó con el balón perdiéndose por la línea de fondo, pero pronto llegó la réplica en un balón largo que el recién entrado en la cancha, Richi, no fue capaz de controlar solo ante el portero.

Todo parecía indicar que el 0-1 ya no se movería en el marcador pero Matos se encargó de desmentirlo en el minuto 78 en una jugada personal que le permitió ejecutar un disparo muy colocado lejos del alcance del portero para poner el 0-2.

El segundo gol pareció espolear al Villaralbo que creó entonces la ocasión más clara del partido en una escapada de Dani Martínez cuyo disparo lo desvió lo suficiente el portero bañezano. Y ahí se terminó todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas