10 de mayo de 2015
10.05.2015
Fútbol | Tercera División Grupo VIII

El GCE Villaralbo asegura la permanencia

Dos goles en la primera parte fueron suficientes

10.05.2015 | 00:42
Miguel controla el balón ante dos rivales.

Un Villaralbo muy mermado por las bajas por lesión y sanción hizo lo justo para imponerse al colista Villa de Simancas y asegurar su permanencia un año más en el Grupo VIII de Tercera División. Los goles de Jarabo y Oji en la primera parte fueron suficientes para derrotar a un rival que fue superior tras el descanso pero tan sólo acertó en una de las varias ocasiones de que dispuso.

Manu Fuentes no pudo contar ayer con hombres fundamentales en su equipo como son Vilarchao, Manu Arias o Villa, pero sus sutitutos cumplieron de forma más que sobrada y el GCE suma una nueva victoria en una Liga un tanto extraña en la que ha costado conseguir la permanencia independientemente de los arrastres que puedan producirse.

Desde el principio pudo comprobarse las aspiraciones de ambos rivales y el Villaralbo salió decidido a sentenciar cuanto antes la contienda aunque la primera ocasión fue visitante en un disparo flojo de Cristian.

No era ayer el día de Ayrton que pudo haber inaugurado el marcador en un par de ocasiones en el primer cuarto de hora y tampoco Ramón estuvo acertado en un disparo que atrapó el portero Asenjo. Pero en el minuto 16 Jarabo recibía un buen pase de San Edmundo desde la izquierda y marcaba el primer gol tras colocar el balón lejos del alcance del guardameta.

El partido siguió muy abierto y si el árbitro anulaba un gol a Saned por un más que dudoso fuera de juego de Ayrtón, en la otra portería era Alvaro el que disparaba para que rechazase a corner Juanjo.

Pero el balón sí quiso entrar en el minuto 43 cuando el recién salido Oji recibía un pase precioso de Ayrton que le permitió de finir de forma magnífica ante el portero para poner el 2-0.

El GCE Villaralbo se relajó, tal vez demasiado, y en la segunda parte, las ocasiones al contraataque se sucedieron a favor del Simancas y los visitantes recibieron su recompensa con el 2-1 que marcaba Juli al rematar de cabeza un centro desde la izquierda. El partido entonces cobró una emoción inesperada y el Villaralbo pasó por malos momentos ante la posibilidad de perder una victoria que tenía prácticamente asegurada, pero los zamoranos supieron enfriar el encuentro para llegar al final por delante en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"