El primer equipo del Zamora Amigos del Duero dejó ayer atrás las vacaciones y vivió el que fue su primer entrenamiento de la temporada en las instalaciones de Valorio. Una sesión que pasará a la historia del club gualdiverde por ser la primera que ha dirigido Sami Merino como técnico de las féminas zamoranas.

La llegada del que fuera en los últimos años técnico del Zamora Club de Fútbol y la marcha a la institución rojiblanca del "alma mater" de la formación femenina Rául Campano supone uno de los principales cambios de una formación que vivirá una temporada diferente a la que finalizó hace apenas unos meses.

Además del cambio de técnico, algo que influirá seguramente en el estilo de juego de las zamoranas, el Zamora Amigos del Duero cambiará también de grupo dentro de la Liga Nacional y pasará a luchar por la permanencia frente a equipos gallegos, asturianos, cántabros y castellano-leoneses en el terrible Grupo I. Competición que iniciarán la primera semana de septiembre con un duelo regional ante el Victoria de Valladolid.

Hasta entonces, Sami Merino intentará conjuntar a la cerca de una veintena de jugadoras con las que contará a sus órdenes a base de sesiones de entrenamientos y de poner en práctica su idea de juego con la disputa de diferentes partidos amistosos que las zamoranas jugarán a lo largo de las próximas tres seamanas.