Vía libre para las figuras históricas. El Madrid ofrece la dirección deportiva a Raúl y Casillas se queda sin su principal competidor la pasada temporada. Diego López ya sabe que es el que tiene que irse para hacer sitio a Keylor Navas. El Madrid prepara el regreso de uno de sus grandes símbolos como futbolista. Raúl González y los responsables del club blanco ya están negociando su próxima vinculación.

Raúl sería el sustituto de Miguel Pardeza, director deportivo durante los últimos cinco años. El "Ferrari", como lo llamó Fernando Hierro cuando era un juvenil, porque "nos acabará pasando a todos", está dispuesto a cerrar su etapa como futbolista -acaba de cumplir 37 años- y empezar una carrera en otra faceta futbolística. Para ello lleva preparándose desde hace tiempo, sobre todo desde que salió del Madrid hace cuatro años. Desde entonces jugó en el Schalke y en el Al Sadd, de Catar, dos temporadas en cada uno.

Raúl tendría en principio más competencias que Pardeza, el cual pasó muy desapercibido, y el presidente del Madrid, Florentino Pérez, completaría un equipo de ayudantes que le reforzaría ante la afición, al estar integrado por grandes personalidades del madridismo, léase también Butragueño y Fernando Hierro, éste último recuperado esta temporada, con el añadido de que Pérez se ganaría reconocimiento como persona nada vengativa, pues Hierro y Raúl se marcharon claramente enfrentados al mandatario.