23 de abril de 2014
23.04.2014
Montañismo | Expedición Kangchenjunga

Martín Ramos alcanza el campo base

El zamorano iniciará en los próximos días el proceso de equipación de los campos de altura

23.04.2014 | 09:40
La ruta que afrontará el montañero zamorano en su segunda ascensión al Kangchenjunga.

El zamorano Martín Ramos y su compañero Jorge Egocheaga llegaron ayer al campo base del Kangchenjunga donde, tras unos días de aclimatación, iniciarán los trabajos de equipación de los campos de altura de esta colosal montaña, la tercera más alta de mundo que ambos intentan de nuevo.

El zamorano reconoció ayer que el desarrollo de la expedición está discurriendo según lo previsto aunque a partir de ahora comienza la parte más complicada de la aventura en la cordillera del Himalaya.

El campo base se encuentra a 5.500 metros de altura. En el Kangchenjunga se suelen instalar hasta cuatro campos de altura aunque no parece que Ramos y Egocheaga vayan a necesitar tantas etapas en su ascensión por lo visto en anteriores montañas en las que han escalado juntos.

El primer campo se suele ubicar en esta cara sureste a unos 6.100 metros tras un tramo de ascensión complicado en el que ya hay que instalar cuerda fija por su trazado vertical. Para alcanzar el C2 a 6.800 metros debe cruzarse un valle glacial y una cascada de hielo.

El C3 se ubica a 7.300 metros, mientras que se suele dejar una pequeña tienda con lo indispensable a 7.900 metros, sobre todo pensando en disponer de un refugio en el durísimo descenso de la cumbre.

Todo parece indicar que Ramos y Egocheaga partirán del Campo 1 en el ataque a la cumbre, se ahorrarán el 2 y pernoctarán en el 3 o incluso en el 4, dependiendo del desarrollo de la ascensión y de las condiciones climatológicas, para desde allí, de madrugada, iniciar la jornada decisiva en la que tendrán que afrontar un durísmo tramo final, no solo para el ascenso, sino especialmente en el descenso.

Precisamente, en la bajada tras hacer cumbre, el aragonés Carlos Pauner estuvo perdido durante tres días en 2003 y también lo pasó bastante mal Edurne Pasabán en 2009 y además, aquí se produjo la falsa cumbre de la coreana Oh Eun-Sun que le privó de ser la primera mujer en completar los catorce «ocho miles». El pasado año se produjeron cinco fallecidos en el Kangchenjunga.

Por otra parte, la expedición que lidera el italiano Marco Confortola que ya lleva una semana en el Kangchenjunga, subirá hoy hasta el Campo 1 donde pernoctarán para mañana llegar al Campo 2, y regresar de nuevo al campo base. Por su parte, el equipo del abulense Carlos Soria se prepara para iniciar el proceso de equipación de los campos de altura, trasladando estos días el material a un primer depósito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook