La junta directiva de la Federación de Castilla y León de Fútbol celebró ayer su reunión previa a la asamblea del próximo 18 de julio, donde quedará aprobado el presupuesto anual y la memoria de actividades, entre otras cuestiones. También se espera que de la cita del próximo jueves puedan salir los calendarios desde Tercera División hacia abajo, aunque para ello será imprescindible que haya una decisión tomada en torno a la Segunda B.

Desde la FCYLF confían en que la semana que viene a más tardar se conozca el futuro del «nuevo Salamanca», y a partir de ahí que la Federación Española pueda distribuir los ochenta equipos participantes en la categoría de bronce. Desde Valladolid son conscientes de los rumores sobre un grupo de la región con Asturias, Galicia, Cantabria y Extremadura pero aseguran que no hay nada oficial al respecto y recuerdan que aún hay equipos en duda.