Moraleja: Nacho, Gabo, Aitor, Alex, Gildo, Chema, Dennis, Isra (m.57 Jony), Alejandro, Soriano y Calleja (m.50 Edgar).

Benavente: Eloy, Fonsi, Héctor, Manu (m.46 Rafa), Jorge (m.53 Jorge), Pepe, Edgar, Alex (m. 70 Omar), Ramón (m.76 Cristian) y Mario Mateos.

Goles: 1-0 m. 44 Gildo;1-1 m. 47 Edgar:1-2 m. 65 Ramon;1-3 m.73 Edgar;2-3 m. 82 Gabo y 2-4 m. 89 Pepe.

Arbitro: Luis Fidalgo Pérez. Mostraba cartulinas amarillas a los locales Gabo y Gildo, mientras que del conjunto visitante también las verían Eloy, Manu, Ángel y Alex.

Incidencias: Mas de 100 espectadores en el campo municipal de Moraleja del Vino.

El Benavente tuvo que trabajar lo indecible para lograr el triunfo en casa de un Moraleja que ayer demostró merecer estar más arriba en la Provincial de Aficionados.

La condición de conjunto a batir de los benaventanos siempre obliga a los «tomateros» a rendir al máximo rival, ya que todos sus rivales saltan al campo muy motivados.

Pese a esto, los visitantes comenzaron dominando el partido pero sin apenas llegadas con peligro. Solo con disparos lejanos.

La primera ocasión clara del duelo fue en jugada a balón parado en el minuto veinte protagonizada por Edgar y que recibióuna respuesta magnifica de Nacho.

Las entradas por banda de Alex y Mario Mateos eran las armas más potentes de los visitantes, pero en la primera mitad estuvieron muy desasistidos. Y así, de la mano del incombustible Gildo, el Moraleja poco a poco se quitaba la presión e intentaba llegar a las inmediaciones de Eloy, logrando adelantarse antes del descanso con un gol del capitán en una extraña jugada en un libre indirecto en la frontal del área benaventana.

Los visitantes no se fueron abajo y tras el descanso, volvieron a rendir al cien por cien, trabajando sin descanso por una victoria hacia la que se encaminaron con un gol de Edgar nada más reanudarse la contienda.

Mejoró mucho el rendimiento visitante en la segunda parte. Más allá del factor puntería, prdemostrado con un gol de bella factura por parte de Ramón que puso en ventaja al Benavente.

El Moraleja, que apostó por jugar siempre el balón, puso a prueba la mejora visitante en todo momento, llegando incluso a dar un pequeño susto a su adversario cuando este lo veía todo resuelto con el 1-3 anotado por Edgar.

Pero ni el 2-3 hizo desconcentrarse a un Benavente colosal que dio la puntilla a su rival gracias a Pepe, que culminó un buen centro de Marioy posterior asistencia de para poner en 2-4 definitivo.