La selección española de fútbol retornará hoy a la acción, 45 días después de conquistar la triple corona, con un amistoso al otro lado del Atlántico frente a Puerto Rico (22.30/TVE) incómodo para los jugadores a tres días del inicio de la Liga BBVA, pero jugoso para las arcas de la Federación Española.

En los último años, América se ha convertido en un destino muy habitual para la selección española, que ha disputado amistosos en Estados Unidos, Venezuela, Costa Rica o México y que, después de visitar Puerto Rico, en noviembre viajará hasta Panamá.

El beneficio económico de estos partidos choca con la correcta preparación de los futbolistas, que lo asumen con profesionalidad y sin levantar la voz. «Espero que los aficionados disfruten de un buen espectáculo», señaló Cazorla nada más aterrizar en San Juan junto con otros 18 de sus compañeros.

Del Bosque ha confeccionado una lista con la única novedad de Monreal respecto a la pasada Eurocopa. El lateral del Málaga toma el lugar de Jordi Alba, olímpico como Mata y Javi Martínez, que también descansarán al igual que Xavi y Negredo, otro de los ausentes.

La expedición española tiene previsto su regreso a Madrid el jueves a las 10.20 horas, apenas a dos días y medio de que se inicie la Liga BBVA con los partidos Celta-Málaga y Sevilla-Getafe, o la Premier con el Arsenal-Sunderland, por lo que jugadores como Monreal, Navas o Cazorla serán los más perjudicados.

Por ello, España intentará gastar las fuerzas justas para llevarse la victoria frente a un equipo que ocupa el puesto 138 en el ranking mundial FIFA y que únicamente tiene un jugador profesional, Gaudette, el meta de los New York Red Bull.