La segunda gran expedición de la Agrupación Montañera Zamorana partió el pasado martes con destino a los Andes peruanos, con el objetivo principal de ollar el Monte Huascarán (6.768 msnm), y el Alpamayo (5.947 msnm), sitos en la Cordillera Blanca.

Fernando Casquero, que tras meses de sacrificio y sufrimiento, tras las heridas sufridas en la cara Norte del Cervino el pasado año, se encuentra ya en plena forma y participará en esta expedición en la que también estarán los expertos y reconocidos montañeros zamoranos Francisco López, Evaristo Álvarez (Tete Álvarez), Ricardo Martín (Cario) y Pablo Díaz.

El grupo encarará ambas cumbres por la cara sur, que en el hemisferio homónimo, son las de mayor dificultad, al igual que lo son las nortes en el nuestro, debido básicamente a la falta de luz solar.

La expedición está organizada en dos cordadas, la primera formada por Francisco López y Pablo Díaz, y la segunda formada por Casquero, Tete y Cario. Ambas se unirán para la ascensión al Huascarán, pero, sin embargo, pretenderán de forma separada el Alpamayo, ya que hasta el día 17 no se incorporarán los últimos a la expedición andina.

Por otro lado, la expedición que partió el pasado 28 de julio hacia los Alpes, formada por «Mon» Cifuentes, los hermanos Manrique y Dani Hidalgo, coronó el pasado míercoles el Mont Blanc en un ascenso-descenso «relámpago» y espera buen clima para regresar.